27 de julio 2021 - 00:00

EE.UU. alineó a 20 países en una advertencia dura contra Cuba

En América Latina logró apoyo de Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala y Honduras. También de gobiernos europeos, aunque no de aliados tradicionales como Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Japón y España.

Washington - Una veintena de países, entre ellos varios latinoamericanos, se unieron ayer al Gobierno de Estados Unidos para instar a Cuba a respetar los derechos civiles y a liberar a las personas detenidas por las inéditas protestas del 11 de julio.

Brasil, Colombia y Ecuador fueron algunos de los 20 Estados que se unieron al Secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en un llamamiento al régimen comunista para que “respete los derechos y libertades legalmente garantizados del pueblo cubano” y “libere a los detenidos por ejercer su derecho a la protesta pacífica”.

“Instamos al Gobierno cubano a que preste atención a las voces y a las demandas del pueblo”, dice la declaración conjunta, que también pide el fin de las restricciones de internet. “La comunidad internacional no vacilará en su apoyo al pueblo cubano y a todos aquellos que defienden las libertades básicas que toda persona merece”, añade.

Otras naciones latinoamericanas que firmaron la declaración fueron Guatemala y Honduras, ambas estrechamente alineadas con la política exterior estadounidense.

Reacción

El canciller cubano Bruno Rodríguez comentó en un tuit que el llamamiento de Blinken se basa en el apoyo “de un puñado de países que han sido presionados para acatar sus dictados”. Señaló, en cambio, que su país cuenta con el respaldo de 184 naciones que piden a Estados Unidos terminar con el embargo contra la isla y emplazó a Washington a presentar pruebas que demuestren sus “calumniosas acusaciones”.

Corea del Sur, aliada tradicional de Estados Unidos, fue la única nación asiática que se sumó, mientras que en Europa lo hicieron Austria, Polonia y Grecia. La declaración, sin embargo, no está firmada por aliados cercanos de Estados Unidos, como el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Japón y España.

Cuba registró el 11 de julio manifestaciones inéditas en más de 40 localidades, en medio de la peor crisis económica de la isla en décadas y de un fuerte aumento de los contagios de covid-19. Las protestas dejaron un muerto, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos, que están siendo sometidos a juicio en medio de quejas locales e internacionales.

Como contrapartida, Cuba informó ayer la recepción de 88 toneladas de ayuda humanitaria de Rusia, dentro de las que aparecen un millón de barbijos, equipos de protección y alimentos.

“Agradezco el envío de ayuda humanitaria del Gobierno de la Federación de Rusia, símbolo de las excelentes relaciones de amistad y solidaridad que unen a nuestros países hermanos”, dijo el canciller Rodríguez.

Dejá tu comentario

Te puede interesar