EEUU: un meteorito convirtió la noche en pleno día

Mundo

Un inmenso y cegador fogonazo que convirtió la noche en día. Las cámaras de seguridad de la Universidad de Utah recogieron lo que pareció ser la caída de un meteorito en la medianoche del miércoles sobre el estado norteamericano.

El resplandor fue tan intenso que pudo ser visto a cientos de kilómetros, en Nevada, los Ángeles, Idaho o Wyoming, según diferentes webs y medios de comunicación.

Algunos testigos del fenómeno han apuntado a medios de comunicación locales que "un flash tornó la oscuridad de la noche en luz como si fueran las doce del mediodía, por algunos segundos". También aseguraron que escucharon "una gran explosión" cuando la luz desapareció. La roca, aunque es difícil de medir, podría tener "el tamaño de la cabeza de una persona".

El meteoritio explotó pasada la medianoche. Algunos expertos apuntan a que podría tratarse de una de las rocas de las Leónidas, una famosa lluvia de meteoritos que cada año es visible por estas fechas cuando la Tierra atraviesa la cola de desechos del cometa Temple-Tuttle.

Las Leónidas se caracterizan por ser muy veloces (sobrevuelan el firmamento a una velocidad de 71 kilómetros por segundo, más de 50.000 por hora) y, generalmente, dejan una gran estela. En realidad se trata de una lluvia de desechos sobrantes del Temple-Tuttle.

Cuando la órbita del cometa alcanza el punto más cercano al Sol, llamado perihelio, arroja una gran cantidad de material. Si la Tierra pasa en ese momento por la cola de desperdicios, la lluvia es monumental. Es lo que ocurrió durante los años siguientes a 1998. Así, 2000 y 2002 fueron años de «grandes tormentas». En estos momentos, sin embargo, se viven «los últimos coletazos» de ese fenómeno, con lo que el material visible es más disperso. Sin embargo, en Utah se han llevado una gran sorpresa.

Dejá tu comentario