Para evitar la pena de muerte, el autor de la masacre de Florida se declaró culpable de los 17 asesinatos

Mundo

El joven mató a 17 personas con un rifle semiautomático, luego de que la escuela lo expulsara por mala conducta.

Nikolas Cruz, el joven de 23 años que llevó adelante una masacre de estudiantes y profesores en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en febrero de 2018, declaró hoy ante un tribunal de Florida y confesó ser el autor del hecho.

A más de tres años y medio luego del tiroteo del Día de San Valentín en Parkland, Florida, Cruz aceptó su responsabilidad ante la muerte de 17 personas que estuvieron en aquel entonces en el establecimiento académico.

Asimismo también se declaró culpable de 17 cargos de intento de asesinato por los heridos que dejó al abrir fuego en la escuela de la que había sido expulsado un año antes, cuando tenía 19 años y portaba un un rifle AR-15.

Este hecho tuvo repercusión en Estados Unidos, a tal nivel que se generó un movimiento de protesta nacional masivo contra la violencia armada en los colegios estadounidenses.

La jueza Elizabeth Scherer le preguntó en varias ocasiones si entendía el paso que estaba dando y que la declaración de culpabilidad podría acarrear la “máxima pena que es la muerte”. En detalle, le consultó, uno por uno, cómo se declaraba respecto a cada asesinato.

Mientras el caso pasa a otras audiencias en las que un jurado determinará su castigo, la jueza dijo que espera que el proceso comience en enero, en el que podría enfrentarse a una cadena perpetua sin libertad condicional.

Su abogado David Wheeler, el viernes pasado había solicitado que se imponga 17 cadenas perpetuas consecutivas como castigo. Sin embargo, la oferta sobre el intento de agresión agravada y otros tres cargos por delitos graves derivados de un ataque fue rechazada por los fiscales, quienes en documentos judiciales dijeron que buscarían la pena de muerte y probarían que el crimen "fue especialmente nefasto, atroz o cruel".

Temas

Dejá tu comentario