El disidente cubano Fariñas levantó su huelga de hambre

Mundo

El disidente cubano Guillermo Fariñas depuso el jueves una huelga de hambre de 135 días, luego de que su protesta para que fueran liberados presos políticos enfermos vio luz con el anuncio de que el Gobierno excarcelará a medio centenar de opositores detenidos.

La decisión de Fariñas, un psicólogo de 48 años, es una importante señal que llevaría a relajar la fuerte presión internacional que pesa sobre las autoridades comunistas de la isla en relación con los derechos humanos.

En un comunicado leído por su portavoz y firmado por Fariñas, el opositor dijo que "pospone" su huelga hasta que se cumpla el plazo de cuatro meses dado por el Gobierno cubano para excarcelar a los 52 disidentes.

"Hasta el plazo dado por las autoridades cubanas a la alta jerarquía católica nacional, yo pospongo mi huelga de hambre y sed", dijo el comunicado leído por la portavoz Licet Zamora a periodistas, el cual confirmó declaraciones previas de otros disidentes que lo acompañan en el hospital donde es atendido.

Fariñas había emprendido su ayuno a raíz de la muerte en febrero del preso político Orlando Zapata después de 85 días en huelga de hambre como protesta para exigir mejores condiciones carcelarias.

En la nota, el disidente precisó que se "compromete" ante sus hermanos a curarse de las secuelas que le ha dejado el ayuno de más de cuatro meses, que incluye un coágulo en la yugular que hace peligrar su vida.

Una enfermera de la sala de cuidados intensivos donde se encuentra Fariñas, en un hospital en la ciudad de Santa Clara a unos 270 kilómetros al este de La Habana, dijo que ya había bebido el primer vaso de agua.

La bloguera disidente Yoani Sánchez mostró a través de Twitter una foto en que Fariñas aparece casi sentado en la cama del hospital mientras un médico sostiene un vaso de agua en torno suyo. La foto se puede ver en http://twitpic.com/23iyhe.

Un grupo de disidentes viajó el miércoles a Santa Clara para pedirle que desistiera del ayuno. Poco antes de conocerse su decisión, unos 40 opositores hicieron votos por su salud y gritaron: "¡Vivan los derechos humanos!, ¡Viva Fariñas!".

Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, un grupo de familiares de los presos políticos que ha marchado por años por las calles de La Habana para pedir la liberación de sus parientes, acogió con alegría la decisión de Fariñas.

"Esto es muy importante porque la vida de Coco (Guillermo) Fariñas significa mucho para la oposición, especialmente para las Damas de Blanco porque él ha arriesgado su propia vida por nuestros familiares", dijo Pollán, quien es parte del grupo que viajó para pedir a Fariñas que depusiera la huelga.

"Nos sentimos muy alegres", agregó la mujer, cuyo esposo Héctor Maceda sería uno de los liberados en las próximas semanas.

En tanto, el Arzobispado de La Habana confirmó hoy la próxima liberación y viaje a España de cinco presos políticos cubanos del grupo de los 75, cuyos nombres divulgó en un comunicado. Se trata de Antonio Villarreal Acosta, Lester González Pentón, Luis Milán Fernández, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco Ávila.

Los presos políticos serán liberados en las próximas horas y serán trasladados a España como inicio de una gradual excarcelación de 52 opositores concedida por el Gobierno.

La prensa oficial cubana, en un hecho inusual, publicó el fin de semana un amplio artículo en que advirtió sobre el peligro de muerte que estaba corriendo Fariñas y dijo que había recibido todos los cuidados de los médicos para mantenerlo con vida.

El Gobierno cubano considera a los opositores como Fariñas mercenarios al servicio de su enemigo Estados Unidos.

Pero un inédito diálogo iniciado entre la Iglesia Católica cubana y las autoridades de la isla sobre los derechos humanos ha producido un drástico cambio que incluye la reciente decisión de excarcelar a presos políticos.

El medio centenar de disidentes que será liberado y podrá salir hacia España forma parte del grupo de los 75 opositores presos en el 2003 y condenados a penas de entre 6 y 28 años, en un proceso conocido como "Primavera Negra".

• Repercusión internacional

Hoy la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, consideró la anunciada excarcelación como "tardía" pero "bienvenida", y la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, la aplaudió y dijo "esperar una rápida implementación" del compromiso.

La comunidad internacional demanda reiteradamente la liberación de los presos políticos, un total de 167 según la disidencia. Cuba se niega a reconocer esa categoría y acusa a los opositores de ser "mercenarios" de Estados Unidos.

Dejá tu comentario