El FBI detuvo en Nueva York a un ruso sospechado de espionaje

Mundo

El FBI arrestó a un ciudadano ruso en el Bronx por sospecha de espionaje económico a favor de Moscú.

El hombre, de nombre de Evgeny Buryakov, fingía ser un banquero y habría buscado reclutar a residentes de Nueva York para sumarse a sus actividades de espionaje. Además de Buryakov, otros dos rusos -que lograron evadir la captura- son incriminados por sospecha de espionaje.

Según la acusación, Buryakov, Igor Sporyshev y Victor Podobnyy trabajaban por cuenta de la inteligencia rusa en el Instituto ruso de Comercio Exterior y la Representación permanente de Moscú en la ONU.

"Bajo cobertura", los tres habrían intentado reclutar colaboradores entre los residentes de Nueva York.

Buryako, llamado Zhenya (común diminutivo ruso de Evgeny) tenía la tarea de recoger datos de inteligencia que luego eran transmitidos al cuartel general de la SVR, el servicio de inteligencia heredero del sector exterior de la ex KGB soviética y su homólogo ruso de la CIA estadounidense.

La orden -siempre según el FBI- era de investigar la posibilidad de sanciones norteamericanas en relación a Moscú y los esfuerzos estadounidenses de desarrollar fuentes energéticas alternativas.

Los tres "espías" utilizaban "lenguaje en código para indicar cuándo se tenían que reunir y para cuando se hallaban frente a frente intercambiar información tanto en palabras como por escrito.

"De este modo se reducía al mínimo el riesgo de ser interceptados", se lee en la acusación.

El FBI sostiene de recogió "legalmente" las pruebas de las actividades de los 3 mediante "grabaciones de audio" en el interior de "una oficina en Manhattan utilizada" para transmitir información a Moscú.

Dejá tu comentario