10 de febrero 2003 - 00:00

El Papa envía misión a Bagdad intentando que se evite la guerra

En la señal más comprometida del Vaticano en relación con la crisis entre EE.UU. e Irak, el papa Juan Pablo II exhortó ayer al mundo a rezar para evitar una guerra y decidió enviar al prestigioso cardenal Roger Etchegara y en misión urgente de paz a Bagdad para convencer a Saddam Hussein a realizar «gestos significativos» con la comunidad internacional. «A veces, parece que sólo Dios puede detener un conflicto», dijo el Papa ante unos 10.000 fieles en la plaza San Pedro en ocasión del Angelus.

El Papa envía misión a Bagdad intentando que se evite la guerra
Vaticano (ANSA, EFE, DPA) --En la decisión más importante asumida por el papa Juan Pablo II en sus intentos por poner fin a la crisis internacional generada ante la inminente guerra en Irak, el sumo pontífice exhortó ayer al mundo a rezar para evitar una guerra en Irak y decidió enviar al prestigioso cardenal Roger Etchegaray en misión urgente de paz a Bagdad para convencer a Saddam Hussein a realizar «gestos significativos» con la comunidad internacional.

En lo que se interpreta como una entrada directa en campo como mediador del conflicto, el Papa hizo un dramático llamado por la paz ante unos 10.000 fieles en plaza San Pedro, en ocasión del Angelus. «A veces parece que sólo Dios puede ahora detener un conflicto», dijo. «En este momento de inquietud internacional, todos sentimos y necesitamos dirigirnos hacia el Señor para implorar la paz», afirmó el Pontífice.

«Las dificultades que el horizonte mundial presenta en este inicio de nuevo milenio nos llevan a pensar que sólo una inter-vención del Alto... puede hacer esperar en un futuro menos oscuro», subrayó el jefe de la Iglesia católica. Poco después, el Vaticano dijo que el Papa había decidido enviar hoy a Bagdad al cardenal francés Etchegaray, que tuvo a su cargo numerosas y delicadas misiones de paz a pedido del Pontífice.

Fuentes vaticanas revelaron que el cardenal llevará un mensaje personal de Juan Pablo II al hombre fuerte del régimen iraquí. La carta del Papa tratará de convencer a Saddam a llevar a cabo «gestos significativos» para evitar el conflicto.

«El objetivo de esta misión pontificia es mostrar a todos la preocupación del Pontífice en favor de la paz y ayudar a las autoridades iraquíes a reflexionar sobre su deber de colaborar efectivamente con la comunidad internacional», afirmó un comunicado del Vaticano.

• Cooperación

El mensaje vaticano dejó claro que el enviado pontificio pedirá a los iraquíes la máxima cooperación con los inspectores de la ONU. Juan Pablo II, que se opone a un ataque a Irak, instó el sábado a la comunidad internacional a no resignarse a esta guerra anunciada y reiteró que el conflicto puede ser evitado. En las últimas semanas, el Vaticano emprendió una denodada actividad diplomática para tratar de evitar la guerra con Irak. El Papa conversó con el canciller alemán Joschka Fischer el viernes pasado e hicieron un llamado conjunto en favor de la paz.

El 14 de febrero se reunirá con el vicepresidente iraquí,
Tarek Aziz, y luego mantendrá coloquios con el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

Es la segunda vez desde finales de la Segunda Guerra Mundial que un papa, en este caso,
Karol Wojtyla, se moviliza para alejar el conflicto bélico, insistiendo en la vía diplomática.

Dejá tu comentario

Te puede interesar