España: represión en la marcha por el joven asesinado

Mundo

La Policía arremetió contra los manifestantes que salieron a denunciar el "crimen homofóbico" contra Samuel, un auxiliar de enfermería de 24 años, hallado inconsciente cerca de una discoteca de La Coruña, en el noroeste de España, tras haber sido objeto de una paliza.

Las masivas movilizaciones realizadas este lunes en las principales ciudades de España a raíz del asesinato de un joven homosexual, al que le propinaron una paliza hasta matarlo el fin de semana pasado, culminaron en una fuerte represión en la capital, Madrid.

Represión en España.mp4

La Policía arremetió contra los manifestantes que protestaron contra el crimen de Samuel.

Samuel Muñiz, un auxiliar de enfermería de 24 años, fue hallado inconsciente cerca de una discoteca de La Coruña, en el noroeste de España, tras haber sido objeto de una paliza. Los servicios de socorro no lograron reanimarlo y el sábado por la mañana falleció, informaron medios españoles.

"Justicia para Samuel. Homofobia y fascismo son lo mismo", rezaba la gigantesca pancarta que portaban los manifestantes, que iniciaron una marcha este lunes por la noche en la famosa Puerta del Sol de Madrid, observó AFPTV.

Las manifestaciones, que se desarrollaron sin inconvenientes durante toda la jornada, culminaron con una fuerte represión de la policía en Madrid. A partir de distintos videos publicados en redes sociales, se pudo observar a agentes uniformados atacaron a golpes con palos a manifestantes e intentaron arrestar a quienes se negaron a abandonar las calles.

El ataque de la policía comenzó cuando un grupo de personas que se encontraban realizando una sentada pacífica se negaron a abandonar el lugar y permanecieron en la calle. Los efectivos policiales apelaron al uso de la fuerza y arremetieron sin razón de ser contra los presentes.

Manifestaciones pacíficas

Por la tarde, miles de personas se congregaron para protestar, algunas con la bandera del Orgullo, convocadas por numerosos colectivos LGTB+ (lesbianas, gays, trans, bisexuales y otras diversidades de género), reclamando "Justicia para Samuel", como coreaban los participantes.

"No son golpes, son asesinatos", gritaba la multitud. "Stop homofobia", "Todo lo que me importa es vivir" o "Nos están matando" eran otros de los lemas plasmados en pancartas.

Desde su muerte, sus familiares denuncian que se trata de un crimen homófobo, ocurrido poco después de la semana del Orgullo en España.

También se organizaron marchas en otras ciudades del país, como en La Coruña, donde se reunieron varios centenares de personas, según fotos y videos publicados en redes sociales.

El lunes, el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, indicó que de momento no había ningún detenido y que "no está excluida ninguna hipótesis, ni el delito de odio ni cualquier otro".

"Confío en que la investigación de @policía dé pronto con los autores del asesinato de Samuel y esclarezca los hechos. Fue un acto salvaje y despiadado. No daremos ni un paso atrás en derechos y libertades. España no lo va a tolerar", tuiteó el lunes por la noche el presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

Temas

Dejá tu comentario