"Este gobierno no tortura gente"

Mundo

Washington, (SNI-Télam).- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó ayer que su gobierno no practica la tortura a personas acusadas de terrorismo en respuesta a una nota periodística que señaló que la Secretaría de Justicia había autorizado el empleo de tormentos.

"Este gobierno no tortura gente. Nos apegamos a la ley estadunidense y a nuestras obligaciones internacionales", dijo George W. Bush en el Salón Oval de la Casa Blanca.

El mandatario dijo que "cuando encontramos que puede tener informaciones sobre un ataque a Estados Unidos, pueden dar por seguro que lo tenemos en prisión y pueden dar por seguro que lo interrogamos".

Pero remarcó que los métodos que utiliza la CIA para interrogar son "legítimos" y son aplicados por "personal altamente entrenado", informó la agencia italiana ANSA.

"Se habló mucho en los diarios y en la televisión sobre el programa que puse en marcha para detener e interrogar terroristas y extremistas. Puse ese programa en acción por una razón, la de defender al pueblo estadounidense", añadió.

Las declaraciones del presidente son un respuesta al artículo publicado el jueves por el diario New York Times en que se revelan documentos secretos de 2005 en los cuales la Secretaría de Justicia autoriza el uso de tortura en los interrogatorios a detenidos por terrorismo.

Entre las prácticas citadas en los memorandos figuran "tácticas que causan dolor físico y corporal, entre ellas golpearles la cabeza a los detenidos, simular que se los va a ahogar o someterlos al frío".

Esos documentos secretos representarían un paso atrás respecto de la ley anti-tortura aprobada por el Congreso en junio del 2006 y de la sentencia de la Corte Suprema que ordenaba garantizar a todos los detenidos de Al Qaeda los derechos de la Convención de Ginebra.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, algunas técnicas brutales eran consideradas legítimas en el marco de los amplios poderes concedidos por la Casa Blanca a las fuerzas de seguridad estadounidenses.

La versión difundida por el prestigioso diario ya había sido desmentida ayer por la vocera de la Casa Blanca, Dana Perino, quien dijo que "este país no tortura: es la política de Estados Unidos que no se debe torturar, y no torturamos".

Dejá tu comentario