Realidades opuestas: mientras América sufre, Europa ya vive una nueva normalidad

Mundo

En Francia ya funcionan los cafés y restaurantes y comenzaron a operar vuelos de cabotaje. España abrió su oferta de sol y playa. Museos y paseos emblemáticos comienzan a recibir visitantes. Mientras, el Continente Americano le da pelea al Covid-19.

El mundo parece un rompecabezas. El continente americano se acomoda, reacomoda y readecúa minuto a minuto por la pandemia. En Estados Unidos, con más de 105.000 muertos y unos 1,8 millones de casos, el presidente Donald Trump no solo enfrenta una gigantesca crisis sanitaria, sino también un estallido de protestas y disturbios en varias ciudades tras la muerte de un afroestadounidense a manos de la policía.

Washington, el mayor contribuyente de la OMS, decidió cortar lazos con la agencia, a la que acusa de indulgencia ante China, mientras su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reitera su voluntad de seguir trabajando con EEUU.

Un oasis en el desierto

En Latinoamérica, el caso de Uruguay es un oasis en el desierto. Su exitosa estrategia contra el coronavirus, que nunca incluyó cuarentenas obligatorias, es un caso ejemplo en el mundo. De hecho, como la tasa de contagios se mantuvo baja y el sistema de salud nunca llegó a comprometerse, el país lleva semanas abriendo todo tipo de actividades. Las últimas medidas fueron la apertura de clases.

uruguay covid.jpg
La exitosa estrategia de Uruguay contra el coronavirus, que nunca incluyó cuarentenas obligatorias, es un caso ejemplo en el mundo.

La exitosa estrategia de Uruguay contra el coronavirus, que nunca incluyó cuarentenas obligatorias, es un caso ejemplo en el mundo.

El resto de la región vive situaciones complicadas aunque con distintas realidades. Las medidas de confinamiento en general provocan malestar y crecen las presiones a los gobiernos para que vuelvan a poner en marcha sectores económicos vitales. Cuatro de los 10 países con mayor número de infecciones diarias son latinoamericanos: Brasil, Perú, Chile y México. "No creo que hayamos alcanzado el punto álgido de los contagios (en la región) y, de momento, no puedo predecir cuándo se alcanzará", admitió Michael Ryan, el director de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Chile, las restricciones impuestas para atajar la propagación del virus hicieron que la economía se desplomara un 14,1% en abril, la peor caída desde que existen registros. Ecuador, donde hubo 3.600 fallecidos, autorizó reanudar los vuelos comerciales domésticos y reducir el toque de queda de 15 a 11 horas. En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció la reapertura gradual de la industria automotriz, la minería y la construcción.

El foco del área latinoamericana está en Brasil que, con 526.447 casos, es el segundo país en número de contagios en todo el mundo, detrás de Estados Unidos. Brasil, con 210 millones de habitantes, aplicó las medidas de cuarentena en forma dispar según los estados y las ciudades. Y el presidente Jair Bolsonaro, llama a menudo a levantar esas restricciones para proteger la economía y los empleos, a pesar de que la pandemia ya dejó cerca de 30.000 muertos.

Perú, segundo país de América Latina en número de contagios -más de 170.000 confirmados y 4.600 decesos- confronta escasez de oxígeno para el tratamiento de pacientes hospitalizados. "En algunos hospitales les están pidiendo (a las familias de ingresados) que traigan su oxigeno", dijo Juan Astuvilca, decano del Colegio Médico de Lima, a una cadena de televisión local.

La nueva normalidad

La realidad en Europa es otra. Los cafés y restaurantes volvieron a abrir hoy en Francia, símbolo de una vuelta a la normalidad paulatina en Europa. "La reapertura de los cafés, hoteles y restaurantes marcan el regreso de los días felices", escribió el presidente Emmanuel Macron, en Twitter.

En la aglomeración de París, donde el virus sigue circulando de modo más intenso, sólo se puede servir en las terrazas, pero en el resto del país los restaurantes, cafés y bares pueden acoger a los clientes casi normalmente, a condición de que respeten un metro de distancia entre cada mesa.

paris cafe.jpg
En la aglomeración de París, donde el virus sigue circulando de modo más intenso, sólo se puede servir en las terrazas.

En la aglomeración de París, donde el virus sigue circulando de modo más intenso, sólo se puede servir en las terrazas.

"Tomar un café en una terraza, esto es París", resume con una sonrisa una mujer que madrugó para poder disfrutar de un desayuno en una terraza soleada antes de ir a trabajar. "Extrañaba mucho el sabor de un verdadero expreso", añade, sentada en el Café de la Comédie, a dos pasos del Museo del Louvre y de la Comedia Francesa.

Todo el sector gastronómico del país estaba cerrado desde el 17 de marzo, cuando comenzó el confinamiento general decretado por el gobierno para frenar el brote de covid-19, un duro golpe para la economía. Pero gracias a una caída desde hace unas semanas del número de decesos en el país, que suma casi 29.000 muertos, el gobierno autorizó la reapertura de todos los establecimientos en Francia, bajo estrictas normas de precaución. Los franceses también recuperaron hoy la libertad de viajar a cualquier punto del área continental de ese país.

Iconos del turismo

Por otra parte, varios sitios emblemáticos del turismo mundial comenzaron a acoger unos pocos visitantes. El Coliseo en Roma recibió unas 300 personas que habían reservado online, una cifra muy inferior a los 20.000 turistas diarios que solía recibir el monumento. "Aprovechamos la ausencia de turistas extranjeros para pasear", dijo Pierluigi, un romano que visita por primera vez el monumento.

coliseo covid.jpg
El Coliseo en Roma recibió unas 300 personas que habían reservado online.

El Coliseo en Roma recibió unas 300 personas que habían reservado online.

En España, en donde por primera vez en meses hubo un día sin fallecidos, reabrió el Museo Guggenheim en Bilbao, mientras en Estambul renacía el Gran Bazar. "La vida continúa y ahora estamos esperando el regreso de los clientes", dijo Yasar Sabuncu, uno de los 30.000 comerciantes de este enorme mercado cubierto. En Madrid, los tres museos más importantes - El Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía- volverán a abrir al público el próximo sábado.

Sol, arena y mar

playas españa.jpg
Los españoles acuden desde ayer a las playas que reabrieron para los locales salvo las cercanas a Barcelona, zona aún considerada de riesgo.

Los españoles acuden desde ayer a las playas que reabrieron para los locales salvo las cercanas a Barcelona, zona aún considerada de riesgo.

Los españoles acuden desde ayer a las playas que reabrieron para los locales salvo las cercanas a Barcelona, zona aún considerada de riesgo. Durante la jornada del lunes y lo que va del día, varias personas toman sol recostados en sus lonas y reposeras mientras otras flotaban en las aguas azules de la playa de la Malagueta en Málaga, en la Costa del Sol. El turismo representa uno de cada ocho empleos en España, el segundo destino más visitado del mundo después de Francia, y aporta más del 12% del PIB de ese país. Sin embargo, los ingresos del sector cayeron casi a la mitad entre enero y abril y España no recibió ni un solo visitante el mes pasado por el confinamiento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario