31 de diciembre 2007 - 00:00

Graves incidentes en Kenia: incendian iglesia y matan a 30 personas

Graves incidentes en Kenia: incendian iglesia y matan a 30 personas
Al menos 30 personas fueron hoy quemadas vivas en una Iglesia de Eldoret, oeste de Kenya, en uno de los episodios más graves de la ola de violencia que comenzó tras las elecciones presidenciales del jueves y provocó más de 250 víctimas mortales según reportes de la oposición.

Autoridades de la Cruz Roja local dijeron que 42 personas sufrieron quemaduras gravísimas y fueron derivadas a un hospital, mientras la cantidad de muertos fue reportada por autoridades de las fuerzas de seguridad.

Según esos reportes, un grupo atacó a las personas que se encontraban en la Iglesia y prendió fuego el lugar con los fieles en su interior.

La cantidad de personas muertas, según esos reportes, puede aumentar, ya que es muy grave el estado de los heridos, mientras otras fuentes locales hablaban de alrededor de 50 fallecidos.

Eldoret es una de las ciudades de Kenya más afectadas por la ola de violencia tras las elecciones presidenciales del 27 de diciembre.

La Unión Europea reclamó hoy la revisión del resultado de los comicios en los cuales se proclamó ganador el mandatario saliente Mwai Kibaki, y llamó a cesar la violencia.

El jefe de la misión de observadores de la UE, Alexandre Graf Lambsdorff, dijo en Nairobi que existen "fuertes dudas" sobre el desarrollo del escrutinio de las elecciones, denunciadas por fraude por la oposición.

En el mismo sentido se habían pronunciado Estados Unidos y Gran Bretaña, que expresaron dudas por el resultado de las elecciones, con reclamos contra la ola de violencia.

La Comisión Electoral proclamó el domingo la victoria en los comicios del presidente saliente Kibaki, con cerca de 231 mil votos de ventaja sobre su adversario, Raila Odinga.

Cinco de los veintiún miembros de la Comisión consideraron necesario revisar el recuento de votos, en especial los que se escrutaron en última instancia y revirtieron la ventaja que mantenía el candidato de la oposición.

Odinga, jefe de la oposición, quien denunció fraude en los comicios, advirtió que son más de 250 los muertos en acciones de violencia.

"Primero nos robaron las elecciones, ahora disparan contra nosotros", sostuvo.

La policía, en tanto, anunció que fue prohibida la manifestación prevista para el jueves en Nairobi, convocada por la oposición.

En Kisumu, oeste del país, donde se desarrollaron la mayoría de los choques, testigos dijeron que al menos cien cadáveres con heridas de armas de fuego o golpes fueron vistos en la morgue local.

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, instó a los jefes políticos de Kenya a dialogar y llamó a cesar las acciones de violencia, en un comunicado oficial.

El Foreign Office advirtió a unos 7 mil turistas británicos en Kenya que permanezcan en sus hoteles o viviendas ante la ola de violencia que persiste en el país tras los comicios presidenciales.

Brown informó que se comunicó el lunes con el presidente de Kenya y con el jefe de la oposición, a quienes pidió trabajar por la "unidad y reconciliación" del país.

También hicieron un pedido por la paz social el canciller británico, David Miliband, y el secretario de Desarrollo Internacional, Douglas Alexander.

En un comunicado, ambos funcionarios instaron a los jefes políticos de Kenya "a mantener la calma y evitar cualquier acción que aumente tensiones".

"Pedimos a todas las partes involucradas, incluidas las fuerzas de seguridad del gobierno y los seguidores de partidos políticos, a comportarse con responsabilidad, actuar dentro de la ley y resolver sus disputas pacíficamente", concluyeron.

Dejá tu comentario

Te puede interesar