30 de marzo 2007 - 00:00

Irán difunde "confesión" de soldado británico y se agrava la tensión

El soldado británico Nathan Sommers admitió por televisión iraní haber ingresado ilegalmente a aguas territoriales.
El soldado británico Nathan Sommers admitió por televisión iraní haber ingresado "ilegalmente" a aguas territoriales.
Teheran y Londres, (ANSA) - Irán mostró ayer imágenes de uno de los quince militares británicos detenidos por Teherán, quien asegura que ingresaron en forma "ilegal" en aguas territoriales, mientras Gran Bretaña consideró "escandalosa" la "manipulación" de los soldados.

Las nuevas imágenes de soldados, difundidas por la televisión iraní en lengua árabe, agudizaron la crisis entre Gran Bretaña e Irán, en una jornada en la cual la Unión Europea reclamó la liberación "inmediata" de los militares, sin "precondiciones".

Al mismo tiempo, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, advirtió que Gran Bretaña debe presentar disculpas a Teherán por la "intrusión en territorio iraní".

Las imágenes mostraron al soldado británico Nathan Thomas Sommers cuando admite que los militares "penetraron en forma ilegal en aguas iraníes" y pide disculpas por esa operación.

"Entramos en las aguas iraníes sin permiso y fuimos detenidos por la guardia de frontera de Irán. Quiero pedir disculpas al pueblo iraní por esto", sostuvo el soldado, según reportó la agencia IRNA.

"Desde que fuimos arrestados el 23 marzo de 2007 todo anduvo muy bien y estoy
completamente satisfecho de las condiciones", manifestó el soldado, siempre según la misma fuente.

El primer ministro británico, Tony Blair, expresó ayer "disgusto" por la "manipulación" a la
que según consideró son sometidos por Irán los militares, y advirtió que "nadie cree" en la "confesión" de uno de los soldados.

"La única solución es su liberación", subrayó el primer ministro en Manchester.

"No sé por qué el régimen hace esto. Lo que Irán debe comprender es que no obtendrá nada con esto y que corre riesgo de aislamiento internacional", agregó.

Blair reclamó "tratar con Irán con firmeza, pero también con paciencia, porque la liberación de los militares es lo más importante".

Voceros del ministerio de Exteriores británico consideraron "escandaloso el uso de nuestro personal militar para objetivos propagandísticos".

Ahmadinejad, en tanto, advirtió que Gran Bretaña debe disculparse por la situación de los quince militares de ese país detenidos en el Golfo Pérsico, informó hoy la agencia FARS.

El mandatario hizo el reclamo en un diálogo telefónico con el primer ministro turco, Tayyp Erdogan, y sostuvo que Irán espera las disculpas por el ingreso "ilegal" a aguas territoriales.

"El gobierno británico debe disculparse con Irán por la intrusión en territorio iraní", sostuvo el presidente.

La embajada iraní en Londres presentó ayer la tercera carta de Faye Turney, la única mujer entre los 15 soldados británicos detenidos en el Golfo Pérsico, en la cual sostiene, al parecer, que fue "sacrificada" por Gran Bretaña.

"Hemos sido sacrificados por la política de los gobiernos de Gran Bretaña y Estados Unidos", manifestó Turney en esa nota.

Gran Bretaña "debe cambiar su comportamiento opresivo hacia otros pueblos", agregó en la carta, fechada el 27 de marzo y dirigida al "pueblo británico".

Asimismo, pidió el retiro de las tropas británicas de Irak, expresó pesar por haber ingresado a aguas territoriales iraníes, y manifestó "gratitud" por la forma en que es tratada.

La embajada iraní aseguró ayer que el gobierno británico debe evitar implicar a "terceras partes" para resolver la situación de los 15 soldados.

"Este caso debe ser resuelto a través de canales bilaterales", sostuvo la embajada en un comunicado, y advirtió: "El intento del gobierno británico de implicar a terceras partes, entre ellas el Consejo de Seguridad, no ayuda".

El alto representante para Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, Javier Solana, reclamó ayer la liberación "inmediata", sin "precondiciones", de los militares británicos.

"Los marinos ingleses deben ser liberados inmediatamente y sin precondiciones", dijo el funcionario europeo a periodistas, al margen de la reunión del consejo de cancilleres de la UE, en Bremen.

Irán, sostuvo Solana, cometió "un gran error" ya que detuvo en forma "ilegal" a los militares británicos.

El portavoz de la cancillería iraní, Mohammed Ali Hosseini, manifestó que los países europeos deben "abstenerse de tener una posición parcial de apoyo a la agresión a las aguas territoriales iraníes por parte de las fuerzas británicas".

"La declaración de Solana y las posiciones de algunas autoridades europeas son injustificadas, irracionales e irresponsables", sostuvo.

La canciller británica, Margaret Beckett, dijo que Londres espera una "fuerte declaración" de los ministros de Exteriores europeos, en reclamo de la liberación sin condiciones de los soldados.

"Deseamos verdaderamente que la cuestión pueda ser resuelta en forma pacífica", sostuvo la ministra, y agregó que sus colegas europeos "comprenden bien" la situación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar