Estados Unidos e Irán cruzan amenazas y escala la tensión

Mundo

El presidente Donald Trump ordenó destruir embarcaciones iraníes, mientras que la República Islámica orbitó un satélite, considerado una provocación por parte de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que ordenó a los militares atacar y destruir cualquier embarcación iraní que se acerque de manera peligrosa a barcos de su país, mientras que Irán anunció que puso en órbita su primer satélite militar, considerado por Washington una muestra de su poderío misilístico.

"Ordené a la Armada de Estados Unidos disparar y destruir todas y cada una de las embarcaciones iraníes que acosen nuestros barcos en el océano", escribió Trump en Twitter.

Donald J. Trump on Twitter

Hace una semana, el Pentágono acusó a Irán de "maniobras peligrosas" en el mar, cuando -según Washington- 11 botes rápidos iraníes navegaron alrededor de barcos estadounidenses en aguas internacionales del Golfo a "gran velocidad" y desde "muy cerca".

Teherán, en respuesta, se quejó de la versión "hollywoodense" dada por Estados Unidos de lo ocurrido y acusó a la Armada estadounidense de comportamiento "poco profesional" en el Golfo.

Irán acusa a Washington de haber "impedido el paso" a comienzos de abril a un barco iraní, mostrando "un comportamiento peligroso e ignorando las advertencias" del navío.

En medio de la escalada verbal entre los dos enemigos, la Guardia Revolucionaria iraní anunció este miércoles que tuvo éxito al poner en órbita el primer satélite militar del país.

RT en Español on Twitter

"El primer satélite militar de Irán, Noor, fue lanzado esta mañana desde el desierto central de Irán. El lanzamiento fue exitoso y el satélite alcanzó su órbita", dijo la televisión estatal.

El satélite Noor, cuyo nombre significa "Luz", orbitaba a 425 kilómetros sobre la superficie de la Tierra y se utilizó el transporte Qased para lanzarlo, informó la Guardia Revolucionaria, sin entregar detalles de su tecnología.

Estados Unidos alertó que la tecnología de misiles balísticos de largo alcance utilizada para poner satélites en órbita también se pueda usar para el lanzamiento de ojivas nucleares.

A pesar del lanzamiento, analistas dijeron que Teherán y Washington no buscarían una guerra convencional.

"Esta es una guerra psicológica para enviar un mensaje y decirle al adversario que 'estamos listos para detener cualquier ofensiva'", dijo a Reuters Hisham Jaber, analista y brigadier general del Ejército en retiro.

"Irán está usando esta política como disuasión. Su resultado: no hubo efectos en terreno. No hubo efectos dramáticos. No hay guerra - guerra clásica. Nadie está listo para manejar las consecuencias de la guerra, ni Estados Unidos, ni Irán ni nadie", agregó.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán aumentaron desde que el presidente Trump retiró a su país, en mayo de 2018 y de forma unilateral, del acuerdo nuclear internacional y restableció las sanciones económicas contra la República Islámica.

Y llegaron a un pico con el asesinato, en enero, del general iraní Qasem Soleimani, en un ataque en Bagdad llevado a cabo con un dron estadounidense.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario