Italia: Napolitano define encargo para gobierno

Mundo

El presidente Giorgio Napolitano anunciará mañana su decisión sobre la formación de un gobierno en Italia, tras dos días de consultas con los partidos políticos, coloquios concluidos este jueves.

"Mañana presentaré y motivaré mis decisiones", declaró a los periodistas el Jefe del Estado, tras haber escuchado a los líderes de los diferentes partidos del país, con el objetivo de intentar formar un gobierno ya que ninguna de éstos tiene una mayoría holgada en el Parlamento.

"Quisiera agradecer a todos por el compromiso manifestado", declaró Napolitano a la prensa, tras recibir al secretario del Partido Demócrata (Pd) y líder de la centroizquierda, Pier Luigi Bersani.

"Ustedes han trabajado y modestamente yo también. Ahora tengo que reordenar mis apuntes e ideas para ver qué decisiones tomar", subrayó Napolitano.

La segunda jornada de consultas del presidente concluyó con su encuentro con Bersani, quien llegó al Quirinal acompañado por el jefe del grupo en la Cámara, Roberto Speranza, y con el del Senado, Luigi Zanda.

Bersani pidió al jefe del Estado que le de el encargo, anticipando que su intención es formar un "gobierno de cambio".

"Entregamos al presidente nuestras reflexiones que parten de lo que sentimos que pide el país: es una exigencia de gobierno y de cambio. Estos dos términos -precisó- no pueden ser separados".

Es necesario un "gobierno que presente al Parlamento propuestas compartidas para iniciar la legislatura en una clave de cambio. En particular, sobre las reformas institucionales a realizar es necesaria la "corresponsabilidad de todas las fuerzas parlamentarias", subrayó.

En el tapete, dijo Bersani, hay "temas sociales junto a reglas sobre el mercado laboral que deben corregirse para afrontar mejor la precariedad". Y está por otra parte el capítulo sobre la "moralización del vida pública, ante la corrupción, sobriedad política, reglas de mercado".

También son necesarias las reformas institucionales: "la ley electoral y la reforma de la segunda parte de la constitución, partiendo de la reducción del número de parlamentarios....".

"Nosotros, el Pd, somos la primera fuerza de este país y somos la primera coalición. Un gobierno que no sea de cambio llevaría al país a problemas peores", concluyó.

Tanto el Pueblo de la Libertad (Pdl de Silvio Berlusconi) como la Liga de Roberto Maroni dijeron "no" a un gobierno Bersani e insistieron por un Ejecutivo de "amplios acuerdos" con el Pd y la Lista Monti.

"Estamos a disposición por un gobierno de coalición que intervenga con medidas para la economía ampliamente compartidas", destacó Berlusconi.

El Movimiento 5 Estrellas (M5E) volvió por otra parte a rechazar al gobierno Bersani: "No queremos un gobierno de personajes ilustres, si sólo y únicamente a un Ejecutivo "en manos al M5E".

De una u otra manera, la madeja de la crisis política parece difícil de desenredar: Napolitano tiene ahora la tarea ardua de resolver el tema.

Dejá tu comentario