Trump se reunió con Guaidó y Maduro denunció las "violentas amenazas" de EEUU

Mundo

El presidente estadounidense recibió con honores al autoproclamado mandatario venezolano en la Casa Blanca, donde charlaron durante 45 minutos. El régimen chavista criticó sus palabras en el discurso sobre el estado de la Unión, en el que prometió "aplastar la tiranía".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió en la Casa Blanca con el mandatario autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó, en lo que representa un encuentro clave en la alianza entre Washington y la oposición antichavista en sus esfuerzos por sacar a Nicolás Maduro del poder.

TVV Noticias on Twitter

El también titular de la Asamblea Nacional venezolana fue recibido con honores por el republicano, quien durante su discurso sobre el estado de la Unión la noche del martes lo había presentado como el "verdadero y legítimo presidente". Mas temprano, el líder opositor había mantenido un encuentro con el vice Mike Pence.

TVV Noticias on Twitter

El encuentro entre Guaidó y Trump en la Casa Blanca duró 45 minutos y no hubo declaración a los medios de comunicación.

En comentarios a periodistas, un alto funcionario fijó un límite: "Cualquier daño que pueda causar a Juan Guaidó su regreso a Venezuela tendrá consecuencias muy significativas. Por lo tanto, deben pisar con mucho cuidado".

El funcionario también advirtió a las compañías de energía que operan en Estados Unidos y apoyan directa o indirectamente a Maduo para que "anden con cautela". Algunas de ellas son la rusa Rosneft, Repsol de España y Chevron.

"Estamos a la mitad de nuestra campaña de máxima presión y sus actividades son claramente preocupantes", dijo el funcionario.

"Hemos visto el respaldo determinado del presidente Donald Trump", dijo Guaidó en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde acudió luego del encuentro con el mandatario, sin dar más detalles.

El gobierno de Nicolás Maduro acusó este miércoles a Trump de lanzar "violentas amenazas" contra Venezuela, un día después de que el presidente estadounidense prometiera "aplastar la tiranía" que encabeza el líder chavista.

"Trump ofende e irrespeta al pueblo venezolano al proferir violentas amenazas contra su integridad y contra el gobierno constitucional, legítimo y democrático del presidente Nicolás Maduro", señaló el texto leído a la prensa por el canciller Jorge Arreaza.

"Venezuela rechaza enérgicamente y cumple con denunciar ante la comunidad internacional las expresiones injerencistas y groseras intromisiones en sus asuntos internos realizadas por Trump en el discurso anual ante el Congreso estadounidense", agregó.

Se trata de la primera reacción oficial del gobierno venezolano tras el discurso de Trump sobre el estado de la Unión, al que asistió como invitado especial el líder opositor, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países.

El también titular de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) recibió una ovación tanto de congresistas republicanos como demócratas, luego de que Trump lo presentara como el "verdadero y legítimo presidente" del país con las mayores reservas petroleras.

Juan Guaidó on Twitter

El encuentro de este miércoles en la Casa Blanca es el punto más alto de una gira internacional que, tras llegar ilegalmente a Colombia para reunirse con el secretario de Estado Mike Pompeo, lo llevó previamente a varios países de Europa.

Fernando Pizarro on Twitter

El gobierno de Maduro dijo que la intervención de Trump es un "agonizante esfuerzo por revivir la ya fracasada estrategia de cambio de gobierno por la fuerza".

Para ello, contó con la "vergonzosa complicidad de quienes se dedicaron a vender la patria a cambio de las humillantes migajas que les arroja su jefe, el señor Trump", agregó la declaración en referencia a la presencia de Guaidó en el Congreso estadounidense.

Washington lidera la presión internacional para expulsar a Maduro, a quien acusa de haberse reelegido fraudulentamente en 2018.

Con ese argumento, Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, se proclamó mandatario interino en enero de 2019, sin que hasta ahora haya logrado quebrar el crucial apoyo de los militares al gobierno, mientras que el apoyo a sus convocatorias a manifestaciones ha ido mermando.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario