Jubilados a trabajar por crisis de Wall Street

Mundo

Washington - Con la crisis financiera, la caída de los ahorros en la Bolsa y el fuerte aumento del costo de vida en Estados Unidos, cada vez más jubilados y hasta aspirantes al retiro deben revisar sus planes y volver al mercado laboral.

A los 55 años, Marylin Peabody, de Billerica ( Massachusetts, noreste), busca un empleo de contable tras haber sido despedida en junio. «No puedo permitirme no trabajar. Mi cuenta de ahorro jubilación en la Bolsa perdió ya 5.000 dólares, cuando tenía 60.000», explica.

Igual que ella, siete de cada diez asalariados de más de 45 años prevén trabajar más allá de la edad de jubilación, según un estudio de la Asociación de Retirados (AARP). Entre quienes no solicitarán su jubilación completa a los 65 años, 64% seguirá trabajando por «necesidad de dinero» o para «apoyar a otros miembros de su familia».

«Evidentemente, en estos tiempos de dificultades económicas, trabajar más tiempo se ha convertido en una cuestión crucial», observó Deborah Russel, encargada de relaciones con el mercado de trabajo de la poderosa AARP.

«Quienes se acercan al retiro miran el nivel de su cuenta 401 K (ahorro de jubilación en Bolsa) y constatan que no pueden detenerse», añadió. «En cuanto a quienes ya están jubilados, constatan, ante la vista de sus activos, que deben sin duda volver a buscar trabajo».

En Estados Unidos, excepto para algunas profesiones (policía, bombero o piloto), no hay una edad obligatoria de retiro. Y la población ha envejecido, con 36,8 millones de personas de más de 65 años en 2006 contra menos de 20 millones a fines de la década de 1970.

  • Auge

    «En las últimas semanas, hemos constatado un aumento extraordinario de las conexiones a nuestro sitio de búsqueda de empleo», contó Tim Driver, director de Retirementjobs.com, un sitio de ayuda para buscar trabajo para quienes deberían estar retirados.

    Creado hace dos años, el sitio registra una duplicación del tráfico desde el estallido de la crisis financiera.

    Al menos 16% de las personas de más de 65 años trabajan, contra 12% a fines de la década de 1990.

    Con la llegada de las generaciones de la posguerra a la edad de la jubilación, la cantidad de personas empleadas con 55 años o más aumentó 29% entre 2002 y 2007, según la Oficina de estadísticas del trabajo. Y para 2016, la mano de obra de 55 años y más aumentará todavía 46%.

    Según un estudio de la auditora Ernst and Young, 60% de los retirados de clase media vivirá más tiempo que sus ahorros. Para reducir el riesgo de caer en la pobreza, deben bajar desde ahora su tren de vida en un cuarto.

    Una perspectiva que asustaa Annelle Billington, ex modista. «Tengo miedo que mis ahorros no me alcancen. Mi abuela, mi madre, mi tía, todas murieron en torno a los 95 años. Tengo recién 84 años y buena salud», explica Annelle, que está dispuesta a retomar su máquina de coser para llegar a fin de mes.

    «No cenamos fuera, no vamos a ningún lado, no hacemos nada», afirma Evelyn Thomson, de 55 años, de Pikeville, Kentucky (centroeste).

    «Mi esposo tiene 65 años. Después de 38 años en Ford, trabaja a tiempo completo en Wal-Mart y nuestro presupuesto es muy, muy ajustado», indicó. «Tiene una jubilación de 2.500 dólares y gana unos 1.200 dólares con su otro trabajo. Yo tengo que encontrar un trabajo para llegar a fin de mes, y como todo el mundo busca empleo, es difícil».
  • Dejá tu comentario