Las caricaturas que generaron malestar en el mundo musulmán

Mundo

El semanario satírico Charlie Hebdo, que fue objeto de un ataque que dejó al menos 12 muertos y 20 heridos, recibió regularmente amenazas por sus irónicas caricaturas y sus burlas a los políticos y las religiones.

La publicación, fundada en 1969 con una marcada línea de izquierda libertaria, se destaca por sus ilustraciones y sus crónicas humorísticas, con ocasionales reportajes de investigación sobre el catolicismo, las sectas, el islamismo, el judaísmo, la política y la cultura.

Por falta de recursos y su rechazo a la publicidad, Charlie Hebdo dejo de publicarse entre 1981 y 1992, cuando dibujantes, periodistas y artistas pusieron el capital para financiar nuevas tiradas, vendiendo un promedio de 140.000 ejemplares cada semana.

Las amenazas contra Charlie Hebdo fueron recurrentes en los últimos años.

En 2006 publicó, junto con otros diarios europeos, las caricaturas de Mahoma que desataron la indignación del mundo islámico.

Desde entonces, las principales figuras del diario contaban con protección policial, al igual que la sede que fue atacada y la redacción, que se encuentra en otro barrio parisino.

El director, Charb, quien fue asesinado en plena reunión de redacción junto a otros periodistas y dibujantes, reconoció recientemente que "Semana tras semana hay provocación, pero no más contra el Islam que con otros temas",

El sitio de la publicación fue regularmente hackeado y a fines de 2011 la redacción del semanario fue incendiada, poco después de la publicación de otro dibujo de Mahoma.

En setiembre de 2012, un hombre sospechado por haber llamado en un video a decapitar al director de la redacción fue arrestado en La Rochelle (este).

Ademas del director Charb, entre las víctimas del ataque, se encuentran las figuras más importantes de Charlie Hebdo: los dibujantes Cabu, Tignus y Wolinski.

Paradójicamente, en su caricatura de esta semana, Charb se preguntaba: ¿Todavía no hubo atentados en Francia?. En el dibujo, un presunto islamista armado dice: "Espere. Aun tenemos hasta fin de enero para decir feliz año".

Dejá tu comentario