Los ultras conservadores iranies celebran el triunfo de Raisi como una "nueva era"

Mundo

La administración de Biden dijo que los comicios no fueron libres e Israel sostuvo que es el presidente más extremista hasta la fecha. 

Teherán - Los ultraconservadores de Irán celebraron el domingo la victoria del clérigo Ebrahim Raisi en la presidencial como “una nueva era”, mientras Estados Unidos denunció una elección injusta e Israel dijo que es el presidente “más extremista hasta la fecha”.

Raisi, de 60 años, jefe ultraconservador de la Autoridad Judicial, fue declarado ganador de la presidencial el sábado, con casi el 62% de los votos.

La elección celebrada el viernes estuvo marcado por un alto nivel de abstención. Con un 48,8%, la participación fue la más baja registrada en una presidencial desde la proclamación de la República Islámica en 1979. Para el diario conservador Resalat, la elección de Raisi marca “el amanecer de una nueva era”.

Raisi, un hoyatoleslam (rango inferior al de ayatolá en la jerarquía del clero chiita), era el favorito por falta de competencia real tras la descalificación de sus principales oponentes.

El clérigo, que debe suceder al moderado Hasan Rohani en agosto, hereda un país sumido en una grave crisis económica, consecuencia de las sanciones de Washington tras la decisión del ex presidente estadounidense Donald Trump de abandonar en 2018 el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en 2015 en Viena.

El sábado, el líder supremo Alí Jamenei había calificado a “la nación iraní” como la “gran vencedora” de las elecciones, frente a los llamamientos de movimientos opositores en el exilio a boicotear la votación. En el extranjero, fue felicitado por el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo sirio, Bashar al Asad, así como por el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Jalifa bin Zayed al Nahyan, y el emir de Catar, Tamim bin Halmad al Thani.

Por el contrario, Washington lamentó el sábado que los iraníes hayan sido privados “de su derecho a elegir a sus propios líderes mediante un proceso electoral libre y justo.”

El nuevo primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo que Raisi “no fue elegido por el pueblo iraní sino por [el ayatolá] Jamenei”. “La elección de Raisi es una señal para que las potencias despierten, una señal de última hora quizás antes de volver al acuerdo nuclear, para que entiendan con quién están tratando y qué tipo de régimen van a elegir reforzar”, dijo.

Aunque procede de una corriente política caracterizada por el rechazo de EE.UU y Occidente, Raisi reiteró durante la campaña que la prioridad -en línea con lo establecido por Jamenei- es conseguir el levantamiento de las sanciones estadounidenses.

Dejá tu comentario