La OIEA promete "firmeza" frente a Irán y su programa nuclear

Mundo

El organismo de la ONU manifestó inquietud respecto a cuatro sitios no declarados en los que se detectó presencia de material nuclear.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, aseguró que actuará con "firmeza" en el acuerdo con Irán sobre la reactivación de las cámaras de vigilancia en instalaciones nucleares, mientras medios conservadores iraníes ven como una victoria el compromiso entre ambas partes.

Luego de meses de tensión entre el OIEA e Irán, ambas partes anunciaron un acuerdo en el que los inspectores del organismo, gendarme nuclear de la ONU, podrán verificar los equipos de vigilancia en las instalaciones iraníes.

Sin embargo, solo podrán hacer tareas de mantenimiento y no recolectarán los datos.

"Desde el primer día, he tenido un enfoque firme y justo respecto a Irán", declaró en Viena el director general del OIEA, el diplomático argentino Rafael Grossi, luego de ser consultado al respecto de endurecer su posición, según informó la agencia de noticias AFP.

Grossi insistió sobre su inquietud respecto a cuatro sitios no declarados en los que se detectó presencia de material nuclear, algo sobre lo que aspira tener "una conversación muy clara" con el nuevo gobierno iraní, en su próxima visita a Teherán, la capital de Irán.

La prensa conservadora iraní recibió este lunes con satisfacción que el OIEA aún no tenga acceso a las tarjetas de memoria de estas cámaras, como es el caso de los medios locales Vatan-é Emrouz y Javan, en el que mencionaron el acuerdo con titulares como “Ojos bien cerrados” e "Irán no ha revelado sus secretos al organismo", respectivamente.

La negociación de las cámaras de vigilancia del OIEA, imágenes que el Gobierno iraní se niega a proporcionar desde febrero pasado, se inscribe dentro de unas negociaciones más amplias para tratar de salvar el acuerdo suscripto en 2015 por Irán, Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos, para limitar el desarrollo nuclear de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones de la comunidad internacional.

El Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) que quedó virtualmente en desuso en 2018, cuando Washington se retiró por orden del entonces presidente Donald Trump, quien volvió a imponer sanciones y, gradualmente, Irán retomó su política de enriquecimiento de uranio.

Temas

Dejá tu comentario