2 de enero 2003 - 00:00

Oposición a Chávez levantaría el paro

Caracas (AFP, Reuters, EFE) - La oposición venezolana sugirió ayer por primera vez la posibilidad de levantar la huelga que ya cumplió un mes y causó pérdidas por miles de millones de dólares al país, afirmando que se concentrará en una campaña de «desobediencia civil» y en el referéndum contra el presidente Hugo Chávez en febrero.

«La Coordinadora Democrática ha decidido convertir toda la energía ciudadana desplegada en el exitoso Paro Cívico Nacional en un masivo proceso de desobediencia civil, y concentrar ese proceso en la construcción de un sólido triunfo de la sociedad democrática venezolana el próximo 2 de febrero», en un comunicado entregado a la prensa.

Un portavoz de la CD, Américo Martin, dijo que «el paro no es sino una estrategia como muchas otras. Si la desobediencia civil es una suma o sustitución del paro es algo que se decidirá en su momento». «Se podría cambiar el paro por desobediencia civil», agregó.

El referéndum consultivo fue convocado el pasado mes de noviembre, luego que la oposición logró presentar 1,2 millón de firmas necesarias para su realización. El mismo está previsto para el 2 de febrero, pero Chávez declaró que no es obligatorio e ignoraría su resultado. El presidente sólo acepta un referéndum revocatorio, previsto por la Constitución venezolana a medio mandato presidencial, y que sería convocado a partir de agosto de 2003.

• "Golpe disfrazado"

En tanto, desde Brasilia, donde asistió a la asunción de Luiz Inácio Lula Da Silva, Chávez calificó ayer el prolongado paro opositor de «golpe disfrazado».

Aunque la medida de fuerza ha perdido apoyo en los sectores comercial e industrial, sigue en pie en PDVSA, donde gran parte de sus empleados dice que la seguirán hasta que el mandatario acepte una salida electoral a la crisis que sacude al país.

El presidente, electo en 1998 con abrumadora mayoría pero que ahora sólo conserva el apoyo de 30% de la población, desestimó los temores a un estallido social. «En Venezuela no habrá guerra civil porque no hay voluntad de las mayorías para una guerra civil. Lo que hay son minorías envenenadas», dijo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar