29 de febrero 2024 - 09:06

Pena de muerte en EEUU: cancelan una ejecución por problemas para aplicar la inyección letal

La ejecución fue suspendida porque el equipo médico no podía establecer una vía intravenosa. Regresaron al condenado a su celda.

Cancelan una ejecución en Idaho 

Cancelan una ejecución en Idaho 

Una ejecución mediante inyección letal de una asesino serial fue cancelada en el estado de Idaho, en el noroeste de Estados Unidos. Esto sucedió luego de que un equipo médico no pudiera aplicarla en el plazo legal, por lo que regresaron al condenado a su celda, según informaron funcionarios del sistema carcelario local.

Se trata del preso Thomas Creech, de 73 años, quien iba a ser ejecutado durante la mañana de este jueves, sin embargo, el cumplimiento de la pena capital fue cancelado una hora más tarde, informó el Departamento Correccional de Idaho (IDOC).

Cancelan una ejecución en EEUU

pena de muerte.jpg
Cancelan una ejecución por problemas para aplicar la inyección letal en Estados Unidos

Cancelan una ejecución por problemas para aplicar la inyección letal en Estados Unidos

El IDOC explicó en un comunicado que "después de consultar con el jefe, el doctor Josh Tewalt, se determinó que el equipo médico no podía establecer una vía intravenosa, lo que imposibilitaba la ejecución". Además, indicaron que "como resultado de esto la sentencia de muerte expirará".

En ese sentido, sostuvieron que ahora el estado de Idaho "considerará los próximos pasos", mientras que Creech continúa preso en su celda.

La última ejecución fallida en Estados Unidos fue la del asesino convicto Kenneth Smith. El caso de este preso tuvo lugar en Alabama en noviembre 2022, también mediante inyección letal. Smith fue ejecutado en enero de este año en la primera ejecución realizada con gas nitrógeno en el país.

EEUU: la primera ejecución con gas nitrógeno

El caso de Kenneth Eugene Smith fue conocido debido a que se convirtió en el primer preso en ser ejecutado con gas nitrógeno en Estados Unidos.

Tras más de 40 años, el país norteamericano introdujo el nuevo método y fue utilizado con Smith, quien fue condenado a muerte en 1996 por el asesinato de una mujer ordenado por su marido. Alabama es uno de los tres estados que permiten las ejecuciones por inhalación de nitrógeno. En estos casos, la muerte se produce por hipoxia, es decir, por falta de oxígeno.

Lo cierto, es que el 17 de noviembre de 2022, su pena de muerte por inyección letal fue cancelada cuando funcionarios de la prisión fueron incapaces de colocarle a Smith la vía intravenosa para administrarle los fármacos en el tiempo legalmente previsto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar