24 de diciembre 2008 - 00:00

Polémica por el mensaje navideño de Ahmadinejad

Ahmadinejad es uno de los líderes mundiales más controvertidos.
Ahmadinejad es uno de los líderes mundiales más controvertidos.
La televisión británica difundió una misiva navideña del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en la que instó a más espiritualidad.

El gobierno en Londres criticó la decisión de una cadena televisiva privada de Reino Unido de prestar su señal al mensaje navideño de Ahmadineyad.

"Los medios británicos tienen el derecho de tomar sus propias decisiones redaccionales", señaló la portavoz. "Pero esta invitación no sólo se percibe aquí sino también en el exterior como ofensa y genera irritaciones". Ahmadineyad realizó a lo largo de su mandato "una serie de declaraciones antisemitas indignantes", agregó.

El político conservador William Hague calificó la emisión de "bizarra y tonta", a la vez que opinó que elegir a Ahmadineyad para el discurso deja la falsa impresión de que tiene una buena recepción en el pueblo británico.

El mensaje fue emitido por la cadena privada Channel 4 y promocionado como alternativa al tradicional discurso navideño de la reina Isabel II. Channel 4 indicó que eligió a Ahmadineyad porque las relaciones entre Occidente e Irán tendrán un papel decisivo en 2009. La cadena ya causó revuelo en el pasado con sus mensajes navideños alternativos.

Defensores de los derechos humanos, políticos y organizaciones israelíes criticaron con antelación y duramente la decisión de Channel 4, refiriéndose a ella como un "escándalo". Además consideraron que el mensaje del presidente iraní es peligroso y engañoso.

En su misiva, Ahmadineyad dijo que hoy la "voluntad general de las naciones" es "un regreso a los valores humanos", apuntó.

"Si Cristo estuviera hoy en la tierra, sin duda estaría de parte de la gente en oposición a los poderes tiránicos, malintencionados y expansionistas", agregó. También deseó a los cristianos un pacífico Año Nuevo y una mayor reflexión sobre los valores religiosos entre los gobiernos.

El embajador israelí en Londres, Ron Prosor, dijo que la emisión es "falta de buen gusto y una ironía pervertida" dado que las personas que en Irán se convierten al cristianismo son perseguidas. El defensor de los derechos humanos Peter Tatchell explicó que Ahmandineyad es uno de los "tiranos más sangrientos del mundo".

Dejá tu comentario

Te puede interesar