Prometió Olmert a Abbas liberar a 250 prisioneros

Mundo

Sharm el-Sheij, Egipto (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La cumbre que reunió ayer a Egipto, Jordania, Israel y al presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas (Abu Mazen), en el balneario egipcio de Sharm el-Sheij, finalizó con el apoyo unánime al mandatario moderado palestino, acompañado con el gesto contundente de Israel de anunciar la liberación de 250 presos de su partido Al-Fatah.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak; el rey Abdallah II de Jordania; el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino no consiguieron, sin embargo, alcanzar un acuerdo para presentar un comunicado conjunto tras la reunión, y cada dirigente se limitó a leer su nota final.

Olmert prometió la inmediata liberación de 250 presos del grupo nacionalista laico Al-Fatah, liderado por Abbas, pero con la condición de que «no tengan las manos manchadas de sangre» y que se comprometan a no involucrarse «en actos terroristas».

Asimismo, anunció una próxima serie de medidas económicas para desbloquear los fondos retenidos de los impuestos correspondientes a la AP, con lo que «los habitantes de Cisjordania palparán los cambios».

Un consejero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Igal Palmor, precisó al margen de la reunión que la entrega del dinero se hará de manera escalonada y siempre que la AP se comprometa «a no entregar ese dinero a los terroristas», en referenciaa Hamas. Abbas, el último en leer su declaración, anunció que « trabajaremos con el gobierno de Olmert y la comunidad internacional para aliviar el sufrimiento de los habitantes de Gaza», dando a entender que no van a dejarlos abandonados pese a estar gobernados por Hamas tras la breve guerra civil que enfrentó a ese grupo y Al-Fatah. «Me dirijo a Israel para establecer un Estado palestino independiente, con Jerusalén como capital, para poner fin al conflicto árabe-israelí y establecer una paz justa y permanente», concluyó.

  • Declaraciones

    A pesar de la insistencia árabe para alcanzar compromisos tangibles, la reunión se limitó al pronunciamiento de cuatro declaraciones que no fueron acompañadas por una agenda más allá del gesto brindado por Israel a Abbas, calificado como importante. Además, se resaltó que la cumbre destrabó el diálogo y que el camino parece abrirse para nuevas concreciones de paz.

    Hamas y Al-Fatah forzaron en febrero de este año la creación de un gobierno de unidad con el objetivo de que las grandes potencias desbloquearan los subsidios para la AP. Las abismales diferencias entre ambos movimientos -Hamas no reconoce a Israel ni los tratados de paz mientras que Al-Fatah aboga por la coexistencia de ambos Estados- desataron el 7 de junio cruentos combates que terminaron con la Franja de Gaza aislada y en manos de Hamas.
  • Dejá tu comentario