17 de enero 2006 - 00:00

Retrasan el lanzamiento de primera sonda a Plutón

Vista de Plutón y su luna Charon tomada por el telescopio Hubble
Vista de Plutón y su luna Charon tomada por el telescopio Hubble
El fuerte viento ha obligado a la agencia espacial estadounidense NASA a aplazar hasta mañana, miércoles, el lanzamiento de la cápsula "Nuevos Horizones" con destino al planeta Plutón.

La cápsula debía haber iniciado su largo viaje a las 18:24 horas GMT de hoy, pero los científicos de la NASA fueron posponiendo su lanzamiento hasta que finalmente optaron por dejarlo para mañana, debido a las fuertes rachas de viento registradas en torno a la rampa de lanzamiento, en el Centro Espacial Kennedy, al sur de Florida.

Las perspectivas no son muy halagüeñas, teniendo en cuenta que las previsiones meteorológicas indican que hay un 40 por ciento de posibilidades de que se produzcan tormentas en la zona, acompañadas de nubes y de rachas de viento en las próximas 48 horas.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, la misión, con un costo de casi 700 millones de dólares, culminará a mediados de 2015 cuando la cápsula, después de una travesía a casi 50.000 kilómetros por hora, enfoque sus instrumentos sobre el planeta conocido más lejano del Sol, y sobre sus satélites Charón y dos menores descubiertos el año pasado por el telescopio espacial Hubble.

Plutón es el único planeta descubierto durante el siglo XX y por un estadounidense, el astrónomo Clyde Tombaugh, quien utilizó un telescopio en el observatorio Lowell, de Flagstaff, en Arizona.

La "Nuevos Horizontes" está preparada para emprender un viaje de casi 5.000 millones de kilómetros a casi 50.000 kilómetros por hora, impulsada por un potente cohete Atlas con cinco motores.
  
Montada al tope del cohete, de 63 metros de altura, la cápsula, del tamaño de un piano y con un peso de unos 478 kilogramos, partirá a su travesía atiborrada de instrumentos.

Antes de que se aplazase su lanzamiento, Dale Cruikshank, del equipo científico en el Centro Ames de Investigación de la NASA, afirmaba que con esta cápsula se inicia "la exploración de un mundo nuevo", del que ni siquiera se sabía su existencia antes de 1930.

Colleen Hartman, de la dirección científica de la NASA, dijo que la cápsula "es la nave espacial más rápida que se haya lanzado".

Una vez haya sido lanzada, dijo, "llegará a la Luna en nueve horas, y pasará por la órbita de Júpiter en un año y nueve meses".

Los astronautas del programa Apolo demoraban tres días en llegar a la Luna en las décadas de los años 60 y 70, y la sonda espacial "Cassini" tardó cuatro años en pasar por Júpiter.

La aproximación a Júpiter servirá para usar la gravedad del mayor de los planetas del sistema solar como una "honda" que propulsará a "Nuevos Horizontes" hacia los límites de ese sistema.

"Será el primer aparato espacial que visite Plutón y su luna, Charón", anuncia la NASA en su página de internet.

Además de Plutón y de Charón, la sonda estudiará también el cinturón de Kuiper, una masa de cuerpos de hielo que flota en los extremos del Sistema Solar.

Impulsada por combustible nuclear, "Nuevos Horizontes" transportará siete instrumentos con los que podrá fotografiar las superficies de Plutón y Charón, y examinar la composición atmosférica y la estructura plutoniana.

La sonda cuenta con un espectroscopio infrarrojo que realizará un relevo cartográfico del lejano planeta Plutón, al que los rayos del Sol tardan en llegar cuatro horas.

También lleva un instrumento al que se ha identificado como "SWAP" que medirá la interacción entre Plutón, Charón y el viento solar, que es un torrente de partículas cargadas que fluye del Sol a altas velocidades.

La atmósfera de Plutón, el único planeta no visitado hasta ahora por una nave fabricada por el hombre, es 100.000 veces más tenue que la de la Tierra.

Los ocho planetas restantes, así como sus lunas, son más grandes que Plutón, del que existen ya algunas imágenes captadas por el telescopio espacial Hubble, pero no tienen una resolución suficiente como para que los científicos las interpreten.

Plutón, un cuerpo pequeño y helado que muchos ni siquiera consideran un planeta, no se parece a los cuerpos rocosos de Mercurio, Venus, Tierra y Marte, ni a los enormes planetas gaseosos de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Durante mucho tiempo después de su descubrimiento hace 75 años, se consideraba una rareza planetaria.

Dejá tu comentario

Te puede interesar