Sin sedantes, en Río atan a los pacientes

Mundo

Río de Janeiro - En medio de una escasez de sedantes para inducir el coma a pacientes de covid-19 que requieren el uso de respiradores, situación que afecta a San Pablo y a otros estados de Brasil, profesionales de la salud de Río de Janeiro denunciaron ayer que muchos enfermos están siendo atados a las camas de modo de que toleren la intubación en condiciones de plena conciencia.

En un hospital de Duque de Caxias, área metropolitana de Río, hubo enfermos que “tuvieron que ser atados”. “Están permanentemente despiertos porque no tenemos sedantes, se acabó todo, y los pacientes piden que no los dejemos morir”, dijo un profesional con la identidad preservada a TV Globo.

Otro entrevistado, también del servicio de salud de Duque de Caxias, contó “lloramos de impotencia por no tener cómo aliviar el sufrimiento de los pacientes”.

El ministro federal de Salud, Marcelo Queiroga, anunció ayer que deben arribar al país 2,3 millones de kits de intubación. La nueva crisis se suma a la falta des tubos de oxígeno denunciada en varios estados, en momentos en que arrecian los cuestionamientos a Jair Bolsonaro por su negacionismo de la pandemia.

En tanto, el Gobierno de San Pablo ya envió 9 oficios al Ministerio de Salud solicitando la entrega “urgente” de esos kits.

Dejá tu comentario