Joe Biden advirtió a Vladimir Putin que si Rusia invade Ucrania "va a ser un desastre para Moscú"

Mundo

El presidente de EEUU se refirió a la tensa situación que sobrevuela respecto al país europeo. "Pagará un precio alto", dijo y señaló que podría haber "grandes" pérdidas humanas para Moscú.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió un "desastre" para Rusia si toma la decisión de invadir Ucrania. “Si hacen lo que son capaces de hacer, será un desastre para ellos”, manifestó en rueda de prensa este miércoles.

En este sentido, advirtió que Rusia "no podrá negociar en dólares" si invade territorio ucraniano, pero, no obstante, señaló en la conferencia de prensa por el primer año de su mandato que su par ruso, Vladimir Putin, no quiere que estalle una guerra.

Sin embargo, remarcó que Rusia “pagará un precio alto a corto, mediano y largo plazo. Creo que se arrepentirá si lo hace” y advirtió de "grandes" pérdidas humanas para Moscú.

Al mismo tiempo, el jefe de Estado de EEUU apuntó que al momento "no hay entendimiento con Putin" pero dejó en claro que no cree que el mandatario ruso no quiere "una guerra a gran escala".

“Es un individuo informado, y creo que está evaluando y todavía no ha tomado una decisión”, agregó y se explayó sobre los pedidos que le hizo el líder ruso:“Las dos cosas que Putin dijo que quiere garantías de mí es que Ucrania nunca sea parte de la OTAN y que no habrá armas estratégicas estacionadas en Ucrania”.

En las últimas horas, Antony Blinken, secretario de Estado y jefe de la diplomacia de EEUU, instó este miércoles al presidente ruso a optar por la "vía pacífica" en la crisis de Ucrania, dos días antes de un cara a cara diplomático ruso-estadounidense.

Blinken, quien se reunirá con su par ruso Serguéi Lavrov el viernes en Ginebra, también anunció que en ese encuentro no brindará la respuesta por escrito a una serie de exigencias rusas, pese a la insistencia por parte de Moscú.

Rusia ha desplegado decenas de miles de efectivos militares en su frontera con Ucrania, lo que hace temer una invasión. Aunque niega cualquier intención bélica, el Kremlin insiste en que una desescalada requiere garantías para su seguridad, en particular el compromiso de no ampliar la OTAN hacia el este, integrando a Ucrania.

El secretario de Estado norteamericano, quien se reunió este miércoles con el presidente ucraniano Volodimir Zelenski y su homólogo Dmitro Kuleba, indicó que la pelota se encuentra ahora en el tejado de Rusia.

"Yo espero firmemente que podamos mantenernos en una vía pacífica y diplomática, pero en última instancia, esta es una decisión del presidente Putin", afirmó.

Washington anunció además "una ayuda 200 millones de dólares adicionales para defensa y seguridad" de Ucrania, lo que seguramente irritará a Rusia, que puede verlo como una amenaza.

El presidente Zelenski, que suele lamentar una aparente falta de compromiso occidental con su país frente a Rusia, agradeció este miércoles a Estados Unidos por su "ayuda militar" en "tiempos difíciles".

Tras su visita a Kiev, el jefe de la diplomacia estadounidense es esperado el jueves en Berlín para discutir con Alemania, Francia y el Reino Unido.

Y, sobre todo, el viernes, Blinken debe reunirse con su par ruso en Ginebra, para intentar reanudar el diálogo.

El Kremlin exigió nuevamente este miércoles respuestas por escrito "en los próximos días" a sus demandas, en particular en lo que concierne a la no ampliación de la OTAN.

Biden-Harris, ¿la reedición de la fórmula en 2024?

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos adelantó que la vicepresidenta Kamala Harris sería nuevamente su compañera de fórmula si decide buscar la reelección en 2024.

"Ella va ser mi compañera de fórmula" dijo sobre Harris en una conferencia de prensa. "Está haciendo un buen trabajo", agregó.

Harris, la primera mujer y persona de color en ser elegida vicepresidenta Estados Unidos, ha visto caer sus índices de aprobación desde que asumió el cargo.

Además, se refirió a las negociaciones con Irán sobre el acuerdo nuclear. "No es hora de rendirse", expresó, respecto a revivir el entendimiento al que arribaron ambas naciones y las principales potencias del mundo en 2015.

"Se están haciendo algunos progresos", aseguró en rueda de prensa sobre los diálogos para restaurar el pacto entre Teherán y las potencias mundiales (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania) comenzaron el año pasado, pero se detuvieron en junio cuando Irán eligió al presidente ultraconservador Ebrahim Raisi.

Dejá tu comentario