"Venderemos más gas a Argentina"

Mundo

La Paz (enviado especial) - A los quince años, Alvaro García Linera, candidato a vicepresidente de Evo Morales, ya había incursionado en la lectura de Engels, Kant, y había acabado los tomos de «El Capital», de Karl Marx. A comienzos de los '90 militó en el Ejército Guerrillero Tupac Katari que comandaba el «mallku»

Felipe Quispe
. Estuvo preso y luego devino en analista político enrolado en la izquierda democrática.

García Linera se presenta como la figura fundamental para la definición ideológica y programática de un eventual gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS). En diálogo con Ambito Financiero, el candidato aclara posiciones ideológicas y afirma: «Queremos vender más gas a la Argentina».

Periodista:
¿Usted ha planteado un acuerdo programático con los partidos de Jorge Quiroga y Samuel Doria Medina?

Alvaro García Linera: Hemos planteado que una vez que seamos gobierno vamos a dialogar y a recoger sugerencias de todos los partidos políticos. Propuse un acuerdo temático, no programático. Nuestro programa está claro.


• Novedad

P.: ¿El de ustedes va a ser un gobierno de izquierda?

A.G.L.: Será un gobierno de centroizquierda, con la novedad de que el núcleo articulador va a ser indígena, lo que nunca ocurrió en Bolivia. No sólo vamos a apostar a redistribuir mejor la riqueza, sino que queremos que se descolonice el Estado, que hace tantas décadas está colonizado en este país.


P.:
Otro frente también va a estar dado por la dispersión de reclamos indígenas, campesinos y sindicales.

A.G.L.: Hay pequeños sectores que tienen todo el derecho de no estar con nosotros. Pero las fuerzas fundamentales de las comunidades indígenas están al lado nuestro.


P.:
¿La decisión de aumentar el gas a la Argentina ya está tomada?

A.G.L.: Ya se ha incrementado a u$s 3,15 desde el mes de mayo, por lo que ya no existe el precio solidario fijado anteriormente. El precio del gas para la Argentina es igual al de Brasil, que tiene un nivel promedio del mercado regional del Cono Sur. Nos gustaría que el gas para los vecinos se pueda elevar acorde con la cotización que registra en los Estados Unidos, pero queremos venderle más gas a la Argentina y que se pueda incrementar de 6 a 20 millones de metros cúbicos diarios. Vamos a construir un nuevo gasoducto, pero va a ser el Estado el que intervendrá. Ya no va a ser Repsol Bolivia, que lo construye para Repsol Argentina, sino que será un acuerdo de Estados.


P.:
¿Qué proponen sobre el cultivo de coca?

A.G.L.: Nunca dijimos que vamos a liberar el cultivo de coca. Queremos que se legalice no el cultivo, sino la hoja. Así como Coca-Cola puede comerciar con la hoja, queremos que un campesino pueda venderla para el consumo tradicional o que un médico pueda ofrecerla para uso sanitario. Hay un estudio en marcha para definir cuál será el área legal y lo vamos a respetar. Ocurre que nadie sabe aún cuánto se necesita para el consumo tradicional.


P.:
¿Considera que el gobierno de Néstor Kirchner va a ser amigo de una eventual administración de Evo Morales?

A.G.L.: En general consideramos que el continente latinoamericano se inclina hacia posiciones de centroizquierda que buscan las rutas de salida en el marco del posliberalismo. El gobierno de Evo se articula en esta oleada. Sentimos con Kirchner, con (Hugo) Chávez y con Lula (Da Silva), a su modo, una enorme sintonía
.

Dejá tu comentario