Perotti acepta renuncia a jefe de fiscales de Rosario, investigado por graves hechos de corrupción

Nacional

También fue suspendido otro fiscal de la ciudad, Gustavo Ponce Asahad. Se los investiga por presuntos pedidos de coimas a empresarios del juego clandestino, ligados también a la banda Los Monos.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, le aceptó la renuncia al jefe de fiscales de Rosario, Patricio Serjal, que es investigado por sus presuntas conexiones con bandas delictivas vinculadas al juego clandestino y a “Los Monos”. En tanto, otro fiscal de la ciudad, Gustavo Ponce Asahad, que también está sujeto a la misma pesquisa, fue suspendido de sus funciones.

La renuncia fue aceptada con efecto desvinculatorio total del Ministerio público de la Acusación y del Poder Judicial en su conjunto, por lo que Serjal no podrá ser nunca más parte del Poder Judicial.

"El gobernador ha firmado un decreto aceptando la renuncia a todos los cargos que ostentaba en el Poder Judicial el Fiscal Patricio Serjal", confirmó Gabriel Somaglia, secretario de Justicia de la provincia.

Serjal presentó su renuncia como fiscal de grado y jefe regional del Ministerio Público de Acusación (MPA) mediante una carta que elevó al fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, quien a su vez remitió la aceptación del pedido al Perotti. La situación del ahora exfuncionario, quien asumió el cargo de jefe de fiscales en abril de 2017 hasta el 2023, será analizada mañana por la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura de Santa Fe.

En tanto, la fiscal Natalia Benvenuto ocupará temporalmente el cargo de titular del MPA, mientras se desarrolle el proceso de reemplazo que dependerá, primero, de un nombramiento provisorio, y luego de un nuevo concurso para la designación del jefe de fiscales rosarinos.

Frente al escándalo que generó la salida de Serjal, el ministro de Gobierno y Justicia santafesino, Esteban Borgonovo, recordó que “cuando asumimos, el gobernador fue catalogado de duro en su discurso, pero trazó una línea donde dijo que el Estado estaba de un lado y el delito del otro”. “Celebramos que estas cosas se sepan, se investiguen y vamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que los responsables tengan las sanciones que corresponden”, subrayó.

“Si estamos ante un hecho de corrupción, y si alguien que es responsable de este hecho no puede estar en la función pública”, recalcó Borgonovo.

Serjal está bajo investigación por haber supuestamente entregado información sensible a cambio de dinero a bandas delictivas.

Las conductas asumidas por el Fiscal Regional de la 2da. Circunscripción no tienen correspondencia con el deber de transparencia del MPA, ni con las prohibiciones y deberes que pesan sobre quienes detentan un cargo de Fiscal”, indicó a través de un comunicado la Asociación de Fiscales y Funcionarios del MPA. Por su parte, el otro fiscal investigado, Ponce Asahad, fue suspendido en sus funciones tras un allanamiento realizado en su domicilio el último viernes.

La denuncia contra Ponce Asahad involucra también a uno de sus secretarios y empleado judicial, Nelson Ugolini, y ambos podrían ser imputados por “exacciones ilegales e incumplimiento de deberes de funcionario público”.

Según ventiló en conferencia de prensa el fiscal general de Santa Fe, Baclini, Serjal y Ponce Asahad son investigados por cobrar dinero a personas acusadas de cometer delitos a cambio de filtrar información de las causas o no investigarlos.

Juego ilegal

Las sospechas surgieron durante una causa por juego ilegal y extorsiones, en el marco de la cual un empresario imputado arrepentido reveló que “entregaba entre cuatro y cinco mil dólares mensuales a los funcionarios judiciales investigados desde hace un año, denuncia que fue corroborada por evidencia objetiva”, aseguró Baclini.

El empresario fue identificado como Leonardo Peiti, dueño de salas de juego legales en las provincias de Formosa y Misiones y en Paraguay, pero también acusado de participar del negocio ilícito del juego clandestino.

La semana pasada Peiti fue imputado por extorsiones y juego ilícito como parte de una banda cuyo jefe, Maximiliano “Cachete” Díaz, es un lugarteniente del jefe de la organización criminal “Los Monos”.

En tanto, el diputado provincial Carlos Del Frade consideró que ”en el caso de Patricio Serjal hay una responsabilidad política rayana con la complicidad”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario