Kicillof apuesta a llevar de 7% a 9% cobro de II.BB. sobre el sector financiero

Nacional

La avanzada estaba en agenda desde hace varios meses y hace foco en un sector que no perdió con la pandemia y tiene "capacidad contributiva". Impuestos patrimoniales, con subas con la inflación como tope (por hasta el 32%) en 99% de los casos.

“Con esta crisis profunda no hay plafón para aumentar sustancialmente impuestos”, remarca el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, al referirse al proyecto de ley tributaria 2021. Pero un sector que no sufrió el impacto de la pandemia sí será alcanzado por un incremento de Ingresos Brutos: el de los servicios financieros -bancos y otras entidades financieras-, que hoy tributa el 7% y cuyo porcentaje el oficialismo busca elevar al 9%, aval parlamentario mediante.

La avanzada ya venía en agenda desde hace varios meses, por tratarse -evalúan en despachos locales- de un sector que pese a “la crisis que lleva tres años” no ha recibido un golpe en sus ingresos y que tiene “capacidad contributiva” para financiar parte de las políticas de reactivación económica.

Esa mayor presión tributaria es casi una excepción: en el Gobierno de Axel Kicillof apuestan a que el aumento de la recaudación en 2021 venga de la mano de un incremento de la actividad económica y no de una mayor exigencia impositiva, tras la erosión que significó el coronavirus para los bolsillos de ciudadanos y empresas.

Así, no habrá otros aumentos de alícuotas de IIBB, mientras que en materia de impuestos patrimoniales el 99,6% de los contribuyentes del Inmobiliario Urbano no estará alcanzado por incrementos en términos reales sino por subas de hasta el 32% (en línea con la inflación). Y sólo superarán ese tope el 0,4% de las partidas (propiedades con valuación fiscal de más de $ 15 millones).

En un guiño al campo, en tanto, ningún aumento del Inmobiliario Rural será por encima de la inflación. Y en lo que respecta al impuesto Automotor, recibirán aumentos por encima de la inflación sólo el 0,1% (vehículos valuados en más de $ 5 millones).

Periodista: En la previa al envío de la ley impositiva 2021 prometía una mayor progresividad tributaria. ¿Cómo se plasmó finalmente en el proyecto?

Pablo López.: Siempre buscamos darle mayor progresividad a la estructura tributaria. En los impuestos patrimoniales siempre se busca trabajar con diferentes escalas y de hecho hay una estratificación, con 18 estratos. Ahora bien, también entendemos que este es un momento complicado, de una crisis muy profunda, con lo cual no hay plafón para aumentar sustancialmente los impuestos sino que lo que vemos es que lo que tiene que pasar el año que viene es una recuperación de la recaudación de la provincia sobre todo traccionada por el crecimiento de la actividad económica. Después de tres años de recesión, en un año como el año que viene que esperamos que la economía crezca entre un 5% y un 6%, debe venir acompañado de un aumento importante de la recaudación. Y en ese sentido es que, en lo que hace a los impuestos patrimoniales, para una amplia mayoría -el 99%- no hay aumentos de impuestos en términos reales. Y no hicimos grandes variaciones tampoco en el impuesto a los Ingresos Brutos porque entendemos que el repunte de la recaudación tiene que venir por el crecimiento de la actividad.

P.: ¿Y la mayor presión tributaria entonces a qué sectores alcanzará?

P.L.: En términos de Ingresos Brutos sólo estamos incrementando las alícuotas que tienen que ver con los sectores financieros, no hay variaciones en otros sectores. Y en los impuestos patrimoniales sólo hay incrementos mayores (a la inflación) para sectores muy reducidos, que son menos del 1% de las partidas que hacen tanto al Impuesto Inmobiliario como al Automotor. Es un impacto muy reducido sobre sectores muy pequeños, de poca cantidad de gente, que tiene que ver con menos del 1% del universo.

P.: Respecto del sector financiero, ¿en cuánto se incrementará la alícuota de Ingresos Brutos? ¿Es un incremento temporal o llegó para quedarse?

P.L.: Todos los años se definen las alícuotas de Ingresos Brutos, así como todas las diferentes cuestiones que tienen que ver con la estructura tributaria de la provincia. Cualquier disposición tiene vigencia de un año y debe refrendarse o reverse al año siguiente. Estamos planteando para 2021 estos cambios. La alícuota para sectores financieros es del 7%; estamos proyectando un aumento a hasta aproximadamente el 9%, esa es la variación.

P.: Y en cuanto a ese 1% que recibirá incrementos mayores a la inflación en los impuestos patrimoniales, ¿a quiénes alcanzará?

P.L.: Está muy estratificado el esquema, dándolo progresividad. De hecho en el Inmobiliario Urbano es incluso menos: es el 0,4% el pequeño universo que va a tener aumentos mayores. Los aumentos mayores son dispares, dependiendo de las valuaciones de los inmuebles. Y el resto, el 99,6%, va a tener aumentos por debajo, o sea que no van a tener aumentos en términos reales. Incluso hay un universo importante que va a tener aumentos incluso por debajo del 20%. Y hay otra parte que va a tener entre 20% y 30%. Al haber 18 escalafones, hay diferentes planos y diferentes aumentos.

P.: ¿Y en el caso del Inmobiliario Rural?

P.L.: En ese caso no hay ninguno que quede por encima: los aumentos van a estar alineados con la inflación, no va a haber aumentos en términos reales para nadie.

Dejá tu comentario