A dos años de los accidentes con 346 muertos, EEUU autorizó al Boeing 737 MAX a volar de nuevo

Negocios

La aeronave no volverá sin embargo a volar de forma inmediata en todo el mundo, pues las autoridades de aviación de otros países han decidido realizar sus propias certificaciones.

Los reguladores de Estados Unidos autorizaron la vuelta a los cielos del Boeing 737 MAX, casi dos años después de su inmovilización debido a dos accidentes que dejaron 346 muertos en cinco meses.

La aeronave no volverá sin embargo a volar de forma inmediata en todo el mundo, pues las autoridades de aviación de otros países han decidido realizar sus propias certificaciones.

La agencia federal de aviación estadounidense (FAA) precisó en su comunicado que aún debe aprobar la formación necesaria para los pilotos antes de cualquier vuelo del 737 MAX sobre el espacio aéreo de Estados Unidos.

Aun así, el jefe de Boeing, David Calhoun, dijo que es una decisión "importante".

El mes pasado, el administrador adjunto de la FAA, Dan Elwell, quien tomó la decisión en Estados Unidos de inmovilizar los aparatos, dijo a Reuters que "en mi mente no hay dudas de que será tan seguro o más que cualquier avión en servicio hoy".

En diciembre, la junta directiva de Boeing expulsó al anterior presidente ejecutivo, Dennis Muilenburg, tras recibir una reprimenda del administrador de la FAA, Steve Dickson. En ese momento, la FAA dijo que Boeing estaba siguiendo un calendario poco realista para el regreso al servicio.

El 28 de octubre, el presidente ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, dijo a CNBC que la revisión de MAX se acercaba a la línea de meta. "Estoy muy orgulloso de ese avión", dijo Calhoun. "Es una máquina extraordinaria y tan segura como cualquier cosa que haya en el aire".

La semana pasada, en una larga disputa transatlántica por subsidios, la Unión Europea impuso aranceles de hasta 4.000 millones de dólares en importaciones anuales de Estados Unidos, incluidos los aviones Boeing.

Las empresas de 'leasing' advirtieron que las tarifas dificultarán la reintegración del MAX en Europa, un mercado clave. La irlandesa Ryanair dijo esperar que Boeing absorba el costo de los aranceles, que imitan a los aprobados por Estados Unidos a las importaciones de aviones Airbus y otros productos europeos.

Tras la luz verde de la FAA, las aerolíneas deberán completar las actualizaciones de software y la capacitación de nuevos pilotos, un proceso que tomará al menos 30 días, antes de que los aviones puedan regresar a los cielos.

La FAA dijo que no delegará su autoridad para emitir certificados de aeronavegabilidad y certificados de exportación para los 450 aviones 737 MAX construidos desde la paralización, al tiempo que planea inspecciones individuales en persona. Esto podría tardar un año o más en completarse.

Southwest Airlines, el mayor operador mundial del modelo MAX, indicó que necesitará varios meses cumplir con los requisitos de la FAA y no planea programar vuelos en la aeronave hasta el segundo trimestre de 2021.

Los accidentes que motivaron la salida de operaciones de la aeronave tuvieron lugar en octubre de 2018, cuando un vuelo de Lion Air se estrelló 13 minutos después de haber despegado de Yakarta, Indonesia, y en marzo de 2019, cuando el vuelo ET-302, que haría la ruta entre Adis Abeba y Nairobi, Kenia, de Ethiopian Airlines, se accidentó seis minutos después de haber partido.

Dejá tu comentario