Se firmó el contrato para la construcción de una planta de tratamiento para residuos de curtiembres en Lanús

Negocios

Así lo confirmaron los miembros de la Unión Transitoria de las empresas Panedile, Esuco y Ecopreneur y contará con una financiación de u$d50 millones.

La Unión Transitoria conformada por las empresas Panedile, Esuco y Ecopreneur confirmó que iniciará la construcción de una planta de tratamiento para residuos de curtiembres en el Parque Industrial Curtidos de Lanús. La misma permitirá procesar entre 8.000 y 12.000 m3 de líquidos industriales diarios, lo que representa el curtido de unos 12.000 cueros y contará con tecnología de punta.

La obra, que fue contratada por la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo y el financiamiento principal surge de un fondo de aproximadamente u$d50 millones del Banco Mundial, forma parte del Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

El contrato comprende la elaboración del proyecto ejecutivo, ingeniería de detalle, ingeniería de proceso, ejecución de las obras civiles, suministro e instalación de todos los equipamientos electromecánicos, eléctricos, instrumentos, automatismo para el proceso de tratamiento, la puesta en marcha de la planta y el acompañamiento técnico y asesoramiento durante la etapa de operación por el plazo de un año.

Se prevé el inicio de los trabajos para el segundo trimestre de 2020, los cuales emplearán aproximadamente 300 personas que incluye operarios, profesionales y técnicos, mientras que la obra tardaría 23 meses en finalizarse.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario