Elon Musk recomienda "50 sesgos cognitivos" para triunfar

Negocios

El magnate sudafricano recomienda "50 sesgos cognitivos" que deben enseñarse desde "edad temprana". Precisó que "tomar conciencia de los errores sistemáticos ayuda a mantener el rumbo correcto".

El multimillonario empresario sudafricano, nacionalizado canadiense, Elon Musk, desarrolló 50 sesgos cognitivos que "todos deberíamos conocer para sacar la mejor versión de nosotros mismos", según señaló en una biografía de su fascinante vida.

Musk, dueño de Tesla y Space X, define sesgo cognitivo como "un error sistemático en los procesos cognitivos (como el pensamiento, la percepción y la memoria) que divergen de la racionalidad, lo que puede afectar los juicios".

"Si pensamos en el cerebro humano como una computadora, el sesgo cognitivo básicamente es un error en el código, lo que nos hace percibir la entrada de manera diferente o generar una salida que es ilógica", señaló.

Según se afirmó, también existen otros tipos de sesgos que no son necesariamente cognitivos, como la teoría de la prueba social, que es uno de los sesgos psicológicos sociales más populares. Además, puede haber teorías cognitivas que no necesariamente se consideran sesgos,o más bien, son más como una red de sesgos comunes enredados, como la disonancia cognitiva, que causa malestar mental cuando tenemos ideas o creencias en conflicto en nuestras mentes. Luego, está el efecto placebo de fama mundial, que en realidad puede resultar en cambios fisiológicos.

Conocer esta lista de sesgos, que van desde los relacionados con el aprendizaje, los sociales hasta los relacionados con el dinero y la política, puede ayudarnos a tomar decisiones más informadas y a darnos cuenta de cuándo estamos equivocados. “Deben enseñarse a todos a una edad temprana”, aseguró el emprendedor y magnate sudafricano en su cuenta de Twitter.

Uno de estos sesgos, el llamado “realismo ingenuo”, y se describe de la siguiente manera: “Creemos que observamos la realidad objetiva y que otras personas son irracionales, desinformadas o sesgadas”. Mientras tanto, el “efecto espectador” hace referencia aaquellos casos en los que los individuos que son testigos de un crimen no ofrecen ninguna forma de ayuda a víctimas cuando hay otras personas presentes.

Algunos otros sesgos incluyen; el “efecto Google” o amnesia digital, tendemos a olvidar información que se busca fácilmente en los motores de búsqueda. La “falacia del jugador”, creemos que las posibilidades futuras se ven afectadas por eventos pasados; y la “memoria falsa”, cuando confundimos la imaginación con recuerdos reales. La lista también habló sobre el “efecto Dunning-Kruger” que establece que la confianza de una persona es inversamente proporcional a su conocimiento.

A medida que navegamos en un mundo cada vez más complejo, es natural que adoptemos inconscientemente nuevos patrones de comportamiento. Tomar conciencia de nuestros sesgos cognitivos y sus implicaciones puede ayudarnos a mantener el rumbo correcto.

Temas

Dejá tu comentario