Benetton y el fotógrafo de sus polémicas campañas rompen lazos

Negocios

El grupo textil se desviculó de Oliviero Toscani, luego de que éste minimizara la caída de un puente en el que murieron 43 personas. La familia Bennetton es la principal accionista de la empresa encargada de mantenerlo.

El grupo textil italiano Benetton anunció este jueves la ruptura de relaciones con el polémico fotógrafo Oliviero Toscani, debido a sus comentarios minimizando el derrumbe del puente de Génova que causó la muerte de 43 personas en el 2018.

"¡A quién interesa un puente que se derrumbe!" había dicho el miércoles en una radioemisora el fotógrafo, quien estuvo a cargo de las polémicas campañas publicitarias del grupo textil, muchas prohibidas en Italia.

Oliviero_Toscani_1200.jpg
Oliviero Toscani.

Oliviero Toscani.

"El grupo Benetton y su presidente, Luciano Benetton, se disocian de la manera más absoluta de las afirmaciones de Oliviero Toscani sobre el derrumbe del puente Morandi y reconocen la imposibilidad de continuar la relación de colaboración con su director artístico" Oliviero Toscani , reza el comunicado divulgado a la prensa.

"Luciano Benetton y todo el grupo reiteran su sincera cercanía a las familias de las víctimas y a todos los afectados por esa terrible tragedia", concluye.

La familia Benetton, principal accionista de la empresa ASPI (Autostrade per Italie) que gestionaba el puente Morandi de Génova, es acusada de ser responsable de la tragedia por falta de mantenimiento de la estructura.

Toscani había intentado rectificarse y aseguró que sus palabras fueron sacadas de su contexto. "Lamento que mis palabras, extrapoladas y confusas, justificaran una locura como esa, que el puente no me interese en absoluto", escribió en su cuenta de Twitter.

"Yo, como todos, estoy interesado e indignado por esa tragedia. Pero es absurdo que algunos periodistas me pidan admitir responsabilidades", concluyó.

oliviero-toscani-benetton 2_1200.jpg

Toscani construyó su carrera con polémicas campañas publicitarias para Benetton, entre ellas la protagonizada por una modelo anoréxica, otra con un enfermo de SIDA agonizante y con presos condenados a muerte. Varios de sus afiches fueron prohibidos en Italia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario