Acciones de Wirecard renacen de las cenizas y rebotan hasta 200%

Negocios

Las acciones de la fintech Wirecard llegaron a rebotar hasta más de un 200% en el Dax 30 de la bolsa alemana, luego de acercarse a un valor de un euro la semana pasada cuando salió a la luz un enorme fraude contable en la compañía, que la llevaron a declararse en quiebra.

Las acciones de la fintech Wirecard renacieron de las cenizas este lunes y llegaron a rebotar hasta más de un 200%, en el Dax 30 de la bolsa alemana, luego de acercarse a un valor de un euro la semana pasada cuando salió a la luz un enorme fraude contable en la compañía, que la llevaron a declararse en quiebra.

La empresa alemana de pagos alcanzó este lunes un máximo intradiario de 3,85 euros en la bolsa de Fráncfort, luego de anunciar el sábado que continuará con las actividades comerciales tras declararse en quiebra y que espera que las autoridades judiciales designen en breve a un administrador provisional.

"El consejo de administración opina que a los acreedores les interesa mucho que continuemos", dijo la firma en un comunicado. "Aún se está revisando si se abrirán los procedimientos de insolvencia".

Wirecard se declaró en quiebra el jueves pasado cuando se informó que adeuda a acreedores casi 4.000 millones de dólares, revelando un gigantesco agujero en sus libros que se ha transformado en el peor escándalo de contabilidad de Alemania.

"Se está revisando continuamente si deben presentarse también solicitudes de insolvencia para las filiales de Wirecard Group", sostuvo la empresa en el comunicado. "Con la excepción de una pequeña filial de desarrollo, las compañías del grupo no han presentado solicitudes de insolvencia".

Wirecard se convirtió en el primer miembro del prestigioso índice DAX de la bolsa de Fráncfort en caer en quiebra, menos de dos años después de convertirse en una de las 30 principales compañías que cotizan en bolsa en Alemania, con una valorización de mercado de 28.000 millones de dólares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario