8 de julio 2024 - 12:40

Conocé las habilidades más valoradas por las empresas en la Argentina

Las empresas buscan personas que tengan habilidades interpersonales y la capacidad de adaptarse a un panorama laboral dinámico.

Las empresas buscan personas que tengan habilidades interpersonales y la capacidad de adaptarse a un panorama laboral dinámico.

La búsqueda laboral nunca ha sido tarea sencilla, ni para los aspirantes ni para los reclutadores. La realidad es que, para muchos, el mercado laboral es un espacio que puede ser áspero y en el que no todos saben moverse adecuadamente. Además, lo que hace unos años era muy valorado, ahora tal vez no sea lo más relevante, en pocas palabras, se trata de un escenario oscilante que requiere mucha atención para aquellos que buscan su primer empleo, cambiar el trabajo actual o reinsertarse.

Es más que sabido que tener una formación académica de excelencia no es suficiente, hoy en 2024, las empresas están buscando profesionales que no solo tengan conocimientos técnicos sólidos, sino también habilidades interpersonales y la capacidad de adaptarse a un panorama laboral dinámico.

Estas habilidades se evalúan desde la primera entrevista hasta instancias finales dentro de un proceso de selección dentro de cualquier campo. Son habilidades transversales, porque van más allá de lo técnico, sino que se vinculan con aptitudes, rasgos de la personalidad, estilo de comunicación, conocimientos y valores adquiridos.

Por eso, son conocidas como “blandas” pero no por eso son menos importantes, ya que definen la forma de interacción efectiva con jefes, compañeros, clientes y demás públicos… De hecho, son complementarias a las duras y son las siguientes:

Inteligencia emocional y habilidades Interpersonales. Refiere a la capacidad de reconocer, entender y gestionar las emociones de uno mismo, así como de influir en las emociones de las personas con las que nos relacionamos. Es más que un concepto de moda, sino que es un eje distintivo de los buenos líderes, ya que les permitirá dirigir equipos, gestionar momentos de estrés y sortear las complejidades de las relaciones laborales. Como dato, según un estudio de Harvard Business Review, el 71% de los empleadores priorizan la inteligencia emocional sobre el coeficiente intelectual al contratar empleados.

Adaptabilidad y flexibilidad. Vivimos en una realidad hiper cambiante, por eso la capacidad de adaptarnos a imprevistos es un activo fundamental que las corporaciones valoran. Los reclutadores están ávidos de candidatos que sean conscientes de esta situación y que puedan acomodarse a la coyuntura imperante, que sean flexibles y que tengan la compostura para enfrentar cualquier desafío con éxito.

Habilidades de aprendizaje continuo. Un estudio de Deloitte reveló que el 70% de los empleados consideran que las oportunidades de aprendizaje y desarrollo son factores determinantes para comprometerse con su empleador. En ese sentido, es clave que los colaboradores tengan la apertura y flexibilidad, que mencionábamos antes, para integrarse a los equipos de trabajo, sabiendo que deben tener una actitud constante de aprender y actualizarse. Esto es sustancial cuando hay equipos intergeneracionales que deben enfrentar juntos la automatización y cambios provistos por la incorporación de la IA a diversos procesos.

Comunicación digital. Si nos queremos entender dentro del entorno laboral, hay que comunicarse correctamente. Aprender a escuchar, a ser abierto, sincero, empático y respetuoso con los demás. Como ABC, todos los colaboradores, sin importar la jerarquía, deben observar, comprender y relacionar ideas y expresarlas de forma ordenada, clara y concisa. Actualmente gran parte de los intercambios están mediados por la tecnología, y esto requiere estar siempre atentos a los nuevos canales y maneras efectivas de comunicación, tanto interna como externa. De hecho, un informe de Hootsuite afirma que el 60% de los profesionales de marketing consideran que la comunicación digital es una de las habilidades más importantes para el éxito en el entorno actual.

Para cerrar y a modo de ejemplo, comparto cuales son las competencias definidas desde Grupo Corven para la búsqueda de talentos y para promover entre nuestros colaboradores. Agilidad, en relación a la adaptación a los cambios cuando el negocio así lo requiere, logrando que los procesos y productos respondan a las necesidades de nuestros clientes/consumidores y generando valor de triple impacto en toda la cadena. Positividad, mantener una actitud optimista, percibiendo y rescatando lo valioso y significativo de uno mismo, las personas y los desafíos que se presentan, encontrando siempre oportunidades de valor en los desafíos y el trabajo con equipos diversos. Ser protagonistas, ya que nos responsabilizamos por nuestras acciones y nos comprometemos a potenciar nuestro poder personal para actuar y transformarnos a nosotros mismos y a los equipos en base a los valores organizacionales. Innovadores, porque desarrollamos estrategias innovadoras, preparándonos para nuevos desafíos y generar oportunidades, que nos brinden un diferencial competitivo y sustentable.

(*) Director de Talento Humano en Grupo Corven.

Dejá tu comentario

Te puede interesar