Por qué el mercado mundial de granos está muy volátil

Opiniones

La tendencia actual de los precios no debería modificarse, por el contrario de mantenerse las condiciones actuales.

El último informe del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos), continúa manteniendo una hipótesis muy optimista en cuanto a la mejora de los principales productores - exportadores, para mantener un status de precios relativamente altos.

Ello implica que, tanto en maíz como en soja, deberían registrase niveles récord de producción tanto en USA como en Brasil, líderes del mercado, y un consumo mundial similar al del ciclo 2020/21, que permita que los stocks finales a nivel global se mantengan en volúmenes cercanos a los del ciclo actual, y por ende los precios de ambos continúen sostenidos.

La realidad muestra que, en el marco actual en que se desarrollan los cultivos en Estados Unidos, con altas temperaturas y escases de precipitaciones, existe temor que puedan alcanzarse los rendimientos medios proyectados.

En el caso particular de maíz, se proyecta un nivel de rendimientos récord que permitiría una producción máxima cercano a las 120 mill/ton. No obstante, deberían resignar un volumen importante de exportaciones, para alcanzar stocks finales muy reducidos que representan solo 9.2% del consumo o un equivalente a 34 días de uso.

Lo llamativo, es que el propio USDA, a pesar de mostrar cifras similares de reservas entre años, incremento en mas de 50 dol/ton sus previsiones para el precio medio que recibirían los productores. Dicho en otras palabras, la situación del maíz en USA es sumamente ajustada, pensando que su uso final es básicamente interno (80%).

MAIZ2.jpg

En soja, la situación es aun mas dramática. Aquí se espera un incremento importante de área, un rinde muy alto y una producción récord, para mantener las pobrísimas reservas del año anterior que equivalen a solo dos semanas de consumo. También en soja el USDA proyecta precios, prácticamente 100 dol/ton. superiores al ciclo anterior.

Obviamente a este esquema, se debe adicionar un nuevo hito productivo de soja en Brasil de 144 mill/ton (en 2020/21 se alcanzaron 136 mill/ton) y un retorno de Argentina a volúmenes del orden de 52/53 mill/ton.

En síntesis, deben darse condiciones muy buenas en todos los países proveedores de ambos granos, con una demanda, que seguramente excederá la del ciclo actual, para que nada cambie.

No obstante, en las últimas semanas, se observaron fuertes variaciones en las cotizaciones del Mercado de Chicago, tanto en las posiciones cercanas, como las coincidentes con la salida de la cosecha en USA con alzas y bajas que en promedio oscilaron entre 15/20 dol/ton diarios. Ello se explica por aspectos relacionados al clima en el hemisferio norte y a un alto nivel de especulación de los fondos que operan en el mercado, que generaron una altísima volatilidad.

Campo granos exporrtación soja barco cosecha.jpg

Ello nos permite inferir, que la tendencia actual de los precios no debería modificarse, por el contrario de mantenerse las condiciones actuales, deberían ir mejorando en el tiempo, aunque con alta variabilidad.

En ese contexto, el productor argentino deberá estar muy al tanto de los cambios que puedan producirse, ya que su rentabilidad dependerá en gran parte de ello, además de un marco de altos niveles de precios de arrendamientos, subas importantes en insumos (fertilizantes, fitosanitarios, combustibles etc.) fletes, gastos de comercialización y demás gastos que puedan impactar en los ingresos, en especial los relacionados a la política agrícola a aplicar internamente post elecciones, y los elevados diferenciales cambiarios actuales.

Director de AGRITREND S.A.

Temas

Dejá tu comentario