Abogado de Poch restó importancia a pruebas del caso

Política

Geert-Jan Knoops, abogado del ex oficial de la Armada argentina Julio Poch, presuntamente implicado en los "vuelos de la muerte" durante la última dictadura militar argentina (1976-1983), asegura que la nueva detención de su cliente "tiene una clara motivación política".

En declaraciones al periódico holandés "De Volkskrant" de este miércoles, Knoops afirma que las supuestas pruebas que dice tener contra su cliente el juez Sergio Torres son "puras patrañas inventadas".

En concreto, Knoops cuestiona seriamente las supuestas pruebas contenidas en un documento de 1978 en el cual el ex oficial argentino Antonio Vañek, condenado por violación de los derechos humanos durante la época de facto, felicita a Poch por la "excelente labor" realizada.

Vañek, según el diario holandés, asegura que Poch realizó entre el 2 de mayo y el 1 de junio de 1978 una "misión" en la cual demostró ser (Julio Poch) un "excelente oficial de la Armada".

Torres cree ver en esa información un "elemento clave", dice "De Volkskrant", para demostrar que Poch tomó parte en los "vuelos de la muerte", en los cuales se arrojó al mar, maniatados, narcotizados y vivos, a miles de opositores.

Según Knoops, Torres "no ha podido aportar prueba alguna que demuestre que la 'tarea' en la que tomó parte Poch entre esas fechas era, en efecto, uno de los 'vuelos de la muerte'".

"Torres está convencido de la culpabilidad de mi cliente sólo por el hecho de que él estaba en la Armada durante el tiempo de las Juntas (militares). Torres es, por ello, un claro ejemplo de la 'culpa colectiva'" de muchos argentinos por aquellos sucesos, aseguró Knoops.

La Justicia argentina dispuso el pasado viernes un nuevo procesamiento y la detención de Julio Poch por su presunta participación en los denominados "vuelos de la muerte".

La resolución fue adoptada por el juez Torres, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 12.

La causa investiga 41 casos de desaparecidos que estaban recluidos en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y fueron arrojados al mar y al Río de la Plata desde los "vuelos de la muerte".

El magistrado ordenó también trabar embargo sobre sus bienes por 41 millones de pesos (unos diez millones de dólares).

Poch fue extraditado de España el año pasado. Pero la Cámara Federal anuló el primer procesamiento en su contra por falta de fundamentos, por lo cual el piloto recuperó en diciembre pasado su libertad.

Tras la obtención de nuevas pruebas, el juez ordenó un nuevo procesamiento y su detención. El ex oficial de la Marina fue arrestado la semana pasada y cumple prisión preventiva en el penal de la localidad bonaerense de Marcos Paz.

El magistrado considera a Poch "partícipe necesario" del delito de "privación ilegal de la libertad agravada" en 41 casos, entre ellos los de las monjas francesas Leonnie Duquet y Alice Domon.

Según sostiene el juez, Poch participó de los "vuelos de la muerte" en los que las víctimas, "previamente sedadas", eran arrojadas desde aviones y helicópteros al Río de la Plata o al Mar Argentino.

Poch, que tiene la nacionalidad argentina y holandesa, trabajó durante años como piloto de la línea holandesa Transavia.

Fue detenido el 22 de septiembre pasado en el aeropuerto internacional de Manises, España, a raíz de testimonios de sus compañeros de la compañía Transavia, que lo denunciaron a la policía de ese país y dieron origen a la investigación judicial. Fue extraditado desde España a Argentina.

Dejá tu comentario