Clases presenciales: Alberto Fernández recibe a Rodríguez Larreta en Olivos

Política

El presidente y el jefe de Gobierno hablarán sobre las restricciones en el AMBA por la suba de casos. En foco estará en la presencialidad de las clases.

Este viernes a las 10 de la mañana el presidente Alberto Fernández recibirá al jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta en Olivos.

El encuentro surge a raíz del pedido que hiciera Larreta través de la conferencia de prensa que brindó al mediodía del jueves para enfatizar su negativa al cierre de las clases presenciales. “Es inentendible que un presidente no dialogue con un jefe de Gobierno o con los gobernadores. Varios gobernadores expresaron su desacuerdo con las medidas tomadas. Esta no es la mejor manera de cuidar la salud de la gente”, acusó Larreta

Previamente había recordado cómo se trabajó en conjunto el año pasado como asimismo que los ministros de educación habían tenido una reunión con las autoridades nacionales donde el tema del cierre de las escuelas no estuvo en la discusión.

Esto es cierto, ya que el anuncio también tomó por sorpresa no solo al ministro de Educación Nicolás Trotta, sino también a más de un funcionario del gabinete. Al cierre de esta edición se insistía en la Casa Rosada que el ministro estaba firme en su cargo.

“Se cortó solo”, argumentaban en los pasillos de la Casa Rosada en referencia a que Alberto tomó la medida del cierre escolar estrictamente en soledad. Molesto porque, a su juicio, el jefe de CABA “por especulación política” no se ocupó de fiscalizar las medidas impuestas la semana pasada. Es más, esta crítica también hizo extensiva a algunos gobernadores e intendentes.

El jefe de Estado siempre afirmó que su prioridad es la “salud de los argentinos” y los números de la saturación del sistema privado y la situación crítica del sistema público fue lo que lo llevó a endurecer las medidas restrictivas.

Algunos datos que explican la preocupación oficial: de acuerdo a una importante prepaga al día de hoy en promedio hay unos 70 pacientes esperando camas para internarse cuando antes del Covid el pico más alto era de 20 pacientes.

A esta situación se suma que, con la mayor circulación, volverán las patologías invernales (neumonías, Gripe A, etc.) que antes del Covid para el invierno solían poner al sistema privado y público en stress. “Este año tenemos que sumar los casos de Covid”, reconocen los especialistas. Asimismo, aumentaron las atenciones hospitalarias por accidentes de tránsito – en el 2020 por la cuarentena extendida se evitaron 2.000 muertes – como asimismo más pacientes por eventos criminales.

Para el Presidente siempre fue una obsesión que el sistema de salud no se encontrase sin capacidad de atender a la población, esto lo llevó a establecer el año pasado una cuarentena tan larga.

Es más, desde el propio entorno presidencial, rechazan de plano que el cierre de la presencialidad en los colegios haya sido una decisión de la vice presidenta Cristina Kirchner o del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kiciloff.

De donde, si bien Alberto este viernes se reunirá con el jefe de la Ciudad esto no quiere decir que el ánimo presidencial sea el modificar su actitud respecto a las clases presenciales.

Es más, la primera reacción del entorno presidencial ante el pedido público de dialogo por parte de Larreta fue decir con ironía: “No pidió ninguna reunión. Alberto ni mira televisión durante el día” .

Ante la pregunta de Ámbito si lo recibiría la respuesta era continuar reprochando que el pedido de entrevista sea formulado públicamente: “La secretaria del presidente no toma audiencias por televisión”.

Esta fue la primera reacción que cambió al poco tiempo cuando llamó el vicejefe de la CABA, Diego Santilli al secretario de la presidencia, Julio Vitobello y se acordó el encuentro para este viernes a las 10 de la mañana en la Quinta de Olivos.

Este cambio de postura igualmente no significa que pueda haber una marcha atrás en las decisiones presidenciales, comentan en el gobierno.

“Las medidas que se tomaron son las necesarias”, aseveran en el entorno presidencial, al tiempo que sostienen que Larreta no dice las cosas tal cual son “miente”, afirman.

Respecto a las razón por la cual no se le anticipó a la Ciudad las medidas es porque “suelen operar en los medios” y que “no es la primera vez que pasa”, cuestionando de esta manera la discreción y la buena fe con la cual trabajaría Horacio Larreta y su equipo.

En tanto, fuentes de la provincia de Buenos Aires se mostraron a favor del cierre de la presencialidad en las escuelas e insisten que “lo ideal hubiera sido cerrar todo”, aunque reconocen las dificultades para llevarlo a cabo, diagnóstico también es compartido tanto por los especialistas sanitarios y los prestadores médicos.

Está muy bien que Alberto tome el toro por las astas y trate de poner un corte a esta situación", aseveró Axel Kicilloff en una conferencia de prensa y, aunque no mencionó a Larreta acusó que "Hay quienes no quieren ver esta realidad y se paran solo en su propia baldosa"

De hecho la asistencia económica que se brindará tanto a los beneficiarios de AUH como reforzar el REPRO II podrían representan aproximadamente unos 30 mil millones de pesos.

Dejá tu comentario