Tras reunión con Guzmán, Alberto dijo que la chance de extender la oferta a acreedores "sigue vigente"

Política

"Nadie quiere caer en default. Espero que esta vez los acreedores entiendan y nos acompañen", sostuvo el mandatario.

El presidente Alberto Fernández aseguró que "continúa el diálogo de buena fe con los acreedores con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible", reiteró que el objetivo es asumir "compromisos que podamos cumplir" y cuestionó a la "parte penosa del empresariado argentino" que no apoya la oferta del Gobierno.

"Esta mañana repasamos con Martín Guzmán el avance de la reestructuración de la deuda. Continuamos dialogando de buena fe con los acreedores con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible", sostuvo el mandatario, a través de su cuenta de Twitter, luego de mantener una reunión de trabajo en la residencia de Olivos con el ministro de Economía.

Embed

En ese sentido, sostuvo que "la posibilidad de extender la oferta continúa vigente hasta el lunes 11 de mayo", que recién "cuando este plazo venza definiremos los pasos a seguir" y enfatizó: "Como siempre, nuestro objetivo es asumir compromisos que podamos cumplir".

Más temprano, en declaraciones a FM Futurock, Fernández había reafirmado que la propuesta argentina de canje de su deuda a los acreedores privados "guarda en un 100% el criterio de sostenibilidad que el FMI ha propuesto" y cuestionó también a la "parte penosa del empresariado argentino" que no apoya la oferta del Gobierno.

"Puede haber contraofertas por la deuda en los próximos días. La negociación sigue. Espero que esta vez los acreedores entiendan y nos acompañen", dijo el mandatario en una entrevista de una hora que concedió en FM Futurock.

Minutos antes de reunirse con Guzmán para analizar el nivel de aceptación que arrojó la propuesta argentina de canje de su deuda a los acreedores privados y la continuidad del proceso, Fernández precisó que se trata de "una negociación con personajes singulares" y destacó que hay "mucha firmeza" en la oferta

"Esto es una negociación con personajes singulares. Vamos a ver bien cuántos aceptaron la oferta, quiénes presentaron contraoferta. Yo espero que entiendan, tengo mucha firmeza en lo que hemos propuesto", sostuvo el mandatario.

Al respecto, agregó que ni él ni nadie "quiere caer en default" y que es por esa razón que la oferta argentina se propone que los "acreedores no pierdan" y que "solamente ganen menos en un mundo que se ha dado vuelta" por el impacto de la pandemia de coronavirus.

Sobre cuánto pierden los bonistas según la oferta argentina, el Presidente explicó que "el capital que se les debe casi queda intacto porque solo hay una quita de 5 por ciento mientras que en la tasa de intereses hay una quita de 5 por ciento, aunque les pagamos 2 en un mundo que paga cero".

En otro pasaje de la entrevista, cuestionó a quienes proponen "pagarles a cualquier precio" a los acreedores y dijo que eso evidencia "una parte perversa de la cultura" de los empresarios nacionales que tienen "dependencia intelectual" con los "centros de poder".

Sobre la responsabilidad social, Fernández opinó que "los empresarios argentinos no la tienen" y además agregó que "son muy ingratos con el momento que nos toca pasar".

Martín Guzmán, por su parte, destacó que "un futuro con oportunidades para todas y todos requiere de una deuda sostenible".

Luego de la reunión mantenida en Olivos, el funcionario nacional subrayó: "Agradecemos a los acreedores que apoyaron nuestra propuesta".

"Hasta este lunes hay tiempo para extenderla. Continúa el diálogo en pos de un acuerdo que Argentina y sus acreedores puedan sostener", remarcó el titular del Palacio de Hacienda en su cuenta de la red social Twitter.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario