Política

Bolivia: Alberto pide que Macri no reconozca a Áñez

El presidente electo estará hoy en Uruguay y no quiere hablar más del tema Evo Morales con Mauricio Macri. Ayer, además, se reunió con movimientos sociales.

Alberto Fernández tomará la jornada de hoy para estar en Uruguay, donde falta algo menos de quince días para que se realice el balotaje entre el oficialista Daniel Martínez y su par nacionalista Luis Lacalle Pou. Se entrometerá así, el presidente electo en la campaña del país vecino, por invitación del presidente Tabaré Vázquez, con quien se reunirá en Montevideo, mientras que almorzará con Martínez.

Alberto F. se pronunció ayer contra la posibilidad de que el Gobierno argentino en ejercicio reconozca como autoridad de Bolivia a Jeanine Áñez (ver pag. 16), autoproclamada cuando no logró reunirse la Asamblea Legislativa. “Espero que no reconozcan el resultado de lo que fue el golpe de Estado. Hubo un golpe de Estado, pero el único que no lo admite es el Gobierno”, repitió el presidente electo. Por ahora, aseguran a su alrededor, Alberto no quiere volver a hablar con Macri, al menos de Evo Morales y considera que cada uno debe decir lo que piense ya que no habrá acuerdo.

También Cristina de Kirchner opinó de la situación. La vicepresidenta electa, quien se encuentra en Cuba, escribió en Twitter que “se ha instalado una nueva moda en Latinoamérica: parece que a los Presidentes ya no los eligen los pueblos... Ahora, se autoproclaman con gran patrocinio mediático e inmediato reconocimiento de ya sabemos quién. Lo curioso, además, es que dicen hacerlo en nombre de la democracia”.

En otro sentido, Alberto F. se sumergió ayer en su agenda que contó, entre otras reuniones, con un encuentro con representantes de movimientos sociales y el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

“Lo que viene es el gobierno de todos ustedes, no de Alberto y de Cristina, vamos a resolver las cosas juntos. Vine a escucharlos, como un compañero más, preocupado por lo que nos está pasando”, expresó el presidente electo y les aseguró que “la economía popular llegó para quedarse” y que “la gente necesita un horizonte de progreso”. Estuvieron representantes de las organizaciones de un sector de Barrios de Pie que lidera Daniel Menéndez; la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Frente Popular Darío Santillán.

“Fue una muy buena reunión convocada por monseñor Lugones. Hablamos de cómo resolver el problema del hambre y la pobreza y cómo recuperar el trabajo para estos sectores”, dijo Alberto sobre el encuentro.

Además, también ayer, embajadores de la Unión Europea almorzaron con el presidente electo. La embajadora de la Unión Europea, Aude Maio-Coliche, y más de veinte diplomáticos de la región, reafirmaron su “compromiso para seguir reforzando” la relación entre con la Argentina y le expresaron su “más sincera felicitación” por el triunfo electoral del pasado 27 de octubre.

“Nos complace reafirmar nuestro compromiso para seguir reforzando los lazos de amistad y cooperación entre nuestros países y nuestros pueblos. Le deseamos el mayor de los éxitos en el desempeño de sus altas responsabilidades”, señalaron en una carta que le entregaron a Alberto con las firmas de los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Jucker y del Consejo Europeo, Donald Tusk.

La comida fue en el Salón Posadas del Palacio Duhau y concurrieron junto a Alberto F., Santiago Cafiero, Felipe Solá, Cecilia Todesca, Gustavo Béliz, Miguel Cuberos y Juan Pablo Biondi.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario