2 de junio 2005 - 00:00

Brandoni, de gira electoral ante Stolbizer, que resiste

Raúl Alfonsín
Raúl Alfonsín
E n la última trinchera y cada vez más aislada, Margarita Stolbizer resiste. Luis Brandoni, todavía candidato virtual, se «vende» desde los paredones y, ahora, intentará un desembarco piloto en el conurbano para someterse a un primer tanteo «cazavotos».

La semana próxima, Brandoni saldrá, por primera vez, a caminar la provincia con traje de aspirante a senador nacional. Elegirá un distrito del sur del Gran Buenos Aires que servirá como probeta para medir si el actor puede sacar del letargo a la UCR en ese territorio. Sus adversarios le recuerdan que sólo un grupo le ha pedido que sea candidato, pero que falta legalizar esa nominación, que le sigue disputando Stolbizer.

El conurbano, especialmente la zona sur, se convirtió en un mundo ajeno al radicalismo. En 2003, las boletas que encabezó Stolbizer rozaron 3%, que no alcanzó para obtener una banca en el Senado provincial. Ahora, las proyecciones son similares.

El «plan Brandoni», apoyado en el nivel de conocimiento que tiene el actor -que habrá que ver si se convierte en posibles votos-, es recuperar el caudal que derivó en Ricardo López Murphy. De hecho, aún hoy, parte de la UCR seccional -que ordena Gustavo Marelli- aporta al «Bulldog».

De hecho, este viernes ese grupo -donde suman además el diputado Daniel Filloy, los ex legisladores Carlos Pérez Gresia y Mario Pesce, y el JR Axel Urbanavicius, entre otros- firmará su incorporación al Frente Cívico de López Murphy y Mauricio Macri.

Por eso,
Brandoni comenzará su gira informal. En el Comité Provincia, mientras revisan encuestas, imaginan un antiacto: una caminata, con el actor repartiendo besos y sonrisas por el conurbano profundo. Nada de micros, ni militantes arriados ni marcha radical.

Hay un objetivo adicional: apurar la instalación de
Brandoni como candidato (que comenzó el lunes con carteles) para comenzar a percibir datos electorales positivos apunta a generar un clima de bonanza para terminar de desactivar la rebelión de Stolbizer.

•Datos dulces

Con moderado optimismo, muestran los primeros datos dulces: en 9 de Julio, que el 23 de octubre elige intendente, Brandoni casi logra duplicar a López Murphy: el actor suma 13% mientras el economista logra 8%. Como el gobierno, la UCR tiene también sus encuestadores felices. El planteo es lineal. «Cuando intendentes y dirigentes noten que con Luis mejoran las chances del radicalismo, la discusión se termina. Ahí Margarita se queda sin opciones: se lanza a una aventura solitaria o viene, mansa, a firmar acá», dijo un frenético operador storanista.

Hoy por hoy eso parece difícil. Por un lado,
Stolbizer anuló todo enlace para una negociación; por otro, levanta una larga lista de demandas. Unas aceptables (ser ratificada como jefa de la UCR), otras inadmisibles para la cúpula radical: por caso, la de abortar la nominación de Raúl Alfonsín como delegado bonaerense al Comité Nacional.

Sin embargo, el oficialismo que ordenan
Alfonsín, Federico Storani y Leopoldo Moreau, no tiene otro margen de acción que el de cercar a la rebelde. O dejar que pase el tiempo: el 8 de julio cierra el plazo para presentar listas y ahí se terminará de despejar el camino de Brandoni.

Pero
Stolbizer, siquiera como amenaza, levanta dos opciones:

1-
Rodearse de sus « margaritos» -algunos de los cuales ya comenzaron a tomar distancia de la diputada- y arrimarse a los disidentes del Grupo Olavarría para armar una lista que compita contra Brandoni. Son pocos los que creen posible esa alternativa que Stolbizer lanzó como un ultimátum, aunque puede convertirse en un boomerang. Además, los Olavarría decidieron no plantear pelea por candidaturas electivas nacionales en parte porque les cuesta unificar una postura. En principio, para la semana próxima, Stolbizer prepara un show de «renunciamiento» a la senaduría y, en paralelo, a la diputación que todavía le ofrece el oficialismo.

2-
Pujar hasta el final, inclusojudicialmente, para impedir la proclamación de Alfonsín. El oficialismo, que camufló esa maniobra detrás de la postulación de Brandoni, hizo un primer movimiento en esa dirección cuando puso fecha a las internas partidarias -incluso delegado al Comité Nacional para el 7 de agosto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar