El nuncio apostólico regresará a Roma tras la asunción de Cristina

Política

El Papa Benedicto XVI dispuso que monseñor Adriano Bernardini, quien se desempeña como nuncio apostólico en la Argentina desde 2003, regrese a Roma tras la asunción de la presidenta Cristina Kirchner, y se espera que luego sea reemplazado en ese cargo.

Según se informó oficialmente, Bernardini, de 69 años, pasará a desempeñarse como nuncio apostólico ante la República Italiana.

El prelado, decano del Cuerpo Diplomático del Vaticano, permanecerá en el país hasta el 10 de diciembre, cuando la presidente Cristina de Kirchner asuma su segundo mandato al frente del Poder Ejecutivo.

Tras la ida de Bernardini, la representación pontificia quedará, interinamente, a cargo de monseñor Robert Murphy, en carácter de encargado de negocios de la nunciatura apostólica en la Argentina.

Bernardini se desempeña como representante del Vaticano en la Argentina desde el 26 de abril de 2003.

Desde entonces, visitó 70 diócesis del país, algunas de ellas varias veces, "con la preocupación de conocer ´in situ´, como representante del Papa, la situación de la Iglesia" en la Argentina, señaló la agencia informativa AICA, a través de un comunicado.

Durante su gestión logró que se erigieran dos nuevas circunscripciones eclesiásticas: la prelatura de Esquel en la provincia del Chubut, y la diócesis de Oberá en la provincia de Misiones.

Desde marzo de 2004, fueron 35 los nuevos obispos nombrados por su gestión en diversas diócesis del país. 

Dejá tu comentario