Escuchas ilegales: detuvieron a uno de los ex dos jueces misioneros implicados

Política

El ex juez en lo penal de Misiones Horacio Gallardo fue detenido acusado de autorizar las escuchas ilegales que golpean al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que otro magistrado permanecía prófugo con orden de captura nacional e internacional.

Gallardo fue detenido por orden del juez Norberto Oyarbide, aunque por el momento se encuentra internado en una clínica privada de Posadas, debido a problemas de salud, informaron fuentes judiciales.

Policías federales fueron al sanatorio Boratti a constatar el estado de salud del ex juez, quien habría sufrido un principio de infarto, y allí lo notificaron de la orden de detención, y se estimaba que a pesar de su situación podría ser trasladado a Buenos Aires para declarar.

En tanto, el ex juez José Luis Rey, sobre quien Oyarbide también pidió la detención, no fue encontrado luego de que la Policía allanara su domicilio y se libró el orden de captura nacional e internacional.

Sin embargo, varios medios de prensa de Misiones aseguraron en base a los dichos de su familia que Rey había viajado a Buenos Aires para reunirse con su abogado Cesar Goldstraj, quien pidió a Oyarbide la eximición de prisión ya que la sentencia de destitución no está firme y por lo tanto considera que todavía mantiene sus fueros.

"Esta es la segunda presentación que realizamos. La anterior fue rechazada por el juez, quien sostuvo que mi cliente tenía fueros. Ahora le explicamos que la destitución no está firme porque todavía existe plazo para presentar el correspondiente recurso de Casación", explicó Goldstraj en declaraciones al portal Noticias del 6 de Misiones.

Para Goldstraj, no corresponde la detención de Rey ni de Gallardo "porque acá está claro que no hay peligro de fuga y tampoco la posibilidad que entorpezcan la investigación o hagan desaparecer pruebas".

"Si se concreta será un simple efecto mediático", afirmó el abogado defensor.

Las órdenes de detención fueron cursadas este jueves a última hora por Oyarbide, luego de que ambos magistrados fueran destituidos de sus cargos esta semana por mal desempeño, a raíz de que ordenaron las intervenciones telefónicas.

Gallardo y Rey fueron destituidos por "falta de cumplimiento de los deberes inherentes al cargo" y por "abuso" en autorizar la intervención de líneas telefónicas de personas que no estaban imputados en ninguna causa.

Los magistrados libraban las órdenes por las cuales -según se investiga- el espía y ex empleado del gobierno porteño Ciro James luego interceptaba teléfonos, como los de Sergio Burstein, de la Asociación Familiares de Víctimas de la AMIA y Daniel Leonardo, cuñado del jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

Oyarbide acaba de ser ratificado al frente de la investigación luego que la Sala I de la Cámara Federal rechazara una recusación en su contra presentada por el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro.

No obstante, allegados al ministro señalaron que los abogados defensores apelarán la decisión de la Cámara con un recurso de Casación, y de obtener nuevamente un fallo desfavorable recurrirán a la Corte Suprema de Justicia.

La Cámara no hizo lugar al pedido de Montenegro, quien recusó a Oyarbide en base a que cuando era fiscal federal había pedido la indagatoria del magistrado por supuestas escuchas ilegales en perjuicio del abogado Mariano Cúneo Libarona.

Dejá tu comentario