16 de febrero 2004 - 00:00

Exige Sobisch mayor dureza con piqueteros

Exige Sobisch mayor dureza con piqueteros
Neuquén - El gobernador Jorge Sobisch le advirtió al gobierno nacional que si no actúa con firmeza contra la toma de las dependencias públicas, como ocurrió la semana pasada con los piqueteros que ocuparon el Ministerio de Trabajo, la situación se puede convertir en «un desmadre».

«El dirigente político tiene que tener el sentido común de ver cuándo hay que aplicar, no digo la represión, sino la defensa de las instituciones de la democracia. No nos eligieron para mirar para otro lado, sino para asumir responsabilidades», dijo Sobisch.

El mandatario aseguró este sábado que si el accionar de los piqueteros más radicales «se convierte en un desmadre, estos grupos de intolerantes avanzan y el día que lleguen a su casa, la Policía y los jueces van a mirar para otro lado».

El gobernador recomendó al gobierno nacional tener «mucha prudencia, pero al mismo tiempo asumir la responsabilidad que nos han delegado». «A mí no me eligieron para que calme y decir éste es malo y aquél es bueno. Me eligieron para algún momento dar la orden -que no es agradable y más de una vez me quitó el sueño- de decir: «Señores, hay que desalojar esto porque son casas de la democracia», ejemplificó.

Sobisch hizo hincapié en la experiencia ganada en la provincia durante las protestas en la ciudad de Cutral Có, donde a mediados de los noventa nació la acción de los cortes de ruta y calles para reclamar por la creación de puestos de trabajo.

«Si mañana toman la Casa Rosada o la Municipalidad de Buenos Aires o la Corte Suprema y nadie dice absolutamente nada y la Justicia y la fuerza pública miran para otro lado,
un día van a ir a tomar la casa de un vecino», planteó el hombre fuerte del Movimiento Popular Neuquino.

«Y luego -agregó-, cuando le pidan plata y le cobren peaje al vecino para circular, vamos a decir `qué tarde nos dimos cuenta de que
aquí tienen que imperar la ley y el orden'.»

Por otra parte, y en el marco de la lucha contra el clientelismo, Sobisch aseguró que a fines de este mes la
tarjeta magnética para distribuir el dinero de los planes sociales de la provincia alcanzará ya a la mitad de los veintiún mil neuquinos beneficiarios de la ayuda.

«En dos o tres meses más todos los planes van a estar contenidos en las tarjetas. A partir de ahí vamos a iniciar una reconversión sostenida en todas las áreas del trabajo», dijo.

Sobisch describió que «el fin más importante que tiene la tarjeta
es el registro y la individualidad de la persona, que ya no depende más de nadie para tener un plan».

• Lumpenaje

« En torno a los planes sociales se va formando un lumpenaje que responde a diversos sectores políticos, incluso de nuestro partido, que va generando una suerte de dependencia porque le cobran a la gente amenazándolas con hacerles caer los planes sociales», denunció.

No es el único frente en el que el gobernador difiere con
Néstor Kirchner. Como ya lo adelantó Ambito Nacional, Sobisch ya elevó a la Legislatura local un proyecto de ley según el cual las regalías petroleras que tenga que cobrar la provincia se deberán calcular en base al precio de mercado del barril y no al valor tope fijado en un acuerdo entre el Ejecutivo nacional y las compañías petroleras.

Al presentar el proyecto, Sobisch acusó al gobierno nacional de haber alcanzado el acuerdo con las petroleras
«sin consultar» a las provincias productoras de petróleo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar