5 de diciembre 2013 - 12:40

Franquismo: dos represores se niegan a ser extraditados

Dos exmiembros de los cuerpos de seguridad de la dictadura franquista se negaron ante un juez español a ser extraditados hacia la Argentina, que los reclama por presuntas torturas arguyendo el principio de justicia universal, informó una fuente judicial.

El exinspector Juan Antonio González Pacheco y el exguardia civil Jesús Muñecas Aguilar "se han negado a ser extraditados", señaló esta fuente, dejando en manos de la justicia española la decisión.

González Pacheco, de 67 años, apodado "Billy el Niño", y Muñecas Aguilar, implicado en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, llegaron a la Audiencia Nacional de Madrid a primera hora de la mañana para comparecer ante el juez Pablo Ruz.

A pocos metros de la puerta del tribunal, bajo la consigna "Torturadores Extradición", un grupo de víctimas se manifestaba gritando "Verdad, justicia, reparación, ni olvido ni perdón".

Ambos están reclamados por presuntas torturas cometidas durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) por la jueza María Servini de Cubría, quien en 2010 abrió una causa por "delitos de genocidio y/o lesa humanidad" en los años del franquismo y la guerra civil española (1936-1939).

Después de que el gobierno español diera el visto bueno el viernes para seguir adelante con la petición recibida desde la Argentina el 18 de noviembre, el magistrado debía preguntarles a los imputados si aceptaban su extradición.

Al haberse negado a dicha medida, será la justicia española quien decida sobre su futuro en una próxima audiencia.

Mientras estudian el caso, el juez Ruz decidió dejarlos en "libertad con comparecencias semanales", aunque decretó la retirada de su pasaporte y la interdicción de salir del país según apuntó la fuente judicial.

Si la Audiencia Nacional se pronuncia a favor de su entrega, el gobierno de Mariano Rajoy tendrá la última palabra, con la posibilidad aún de bloquear la extradición.

Considerado "parte de la leyenda negra de la historia de España", González Pacheco vive una apacible vida de jubilado anónimo en un barrio de clase media de Madrid, según el diario El Mundo, que recientemente publicó una fotografía del excomisario vestido con camiseta y pantalón deportivo corriendo en una maratón.

Las asociaciones de víctimas habían acudido a Argentina por las dificultades para llevar ante la justicia española las denuncias de 114.000 desapariciones forzadas durante este periodo.

Un grupo de víctimas viajó esta semana a Buenos Aires para testificar ante la jueza Servini, después de que el gobierno de Rajoy evitase en mayo que lo hicieran por videoconferencia desde el consulado argentino en Madrid, informó la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA).

Casi cuatro décadas después de la muerte de Franco, los crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado durante el franquismo siguen sin haber sido juzgadas en España debido a una ley de Amnistía de 1977 y a la interpretación de la justicia española de que ya estarían prescritos.

En este sentido, el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre desapariciones forzadas instó a España a investigar estos crímenes y a derogar la amnistía de 1977 que "no puede servir como una barrera a la investigación de graves violaciones a los derechos humanos", según dijo Ariel Dulitzky, miembro de esta entidad en una rueda de prensa en Madrid.

Dejá tu comentario

Te puede interesar