Itinerante, la Carrió desata nudos en la Corte

Política

La Corte ya se prepara para recibir a Elisa Carrió, quien ayer fue designada como una de las instructoras del juicio político que se sustancia en Diputados contra los nueve jueces. A la jefa espiritual del ARI se le encomendó analizar la causa de la embajada de Israel -que forma parte de la acusación en marcha-, y preparar en 10 días hábiles los fundamentos del enjuiciamiento. Ese es el plazo que se impuso la comisión de Juicio Político para redactar la destitución de Julio Nazareno y compañía.

Carrió se instalará en los próximos días en el Palacio de Justicia para estudiar in situ las mil fojas sobre la voladura de esa sede diplomática e infiltrarse en las oficinas de los miembros del máximo tribunal en busca de pistas que permitan la decapitación en masa. Itinerante, no descuidará su trabajo en el Congreso y sus incursiones por los sets de televisión.

La Corte, tal como adelantó ayer este diario, invitó a los integrantes de la comisión a Tribunales para ver el voluminoso expediente. Este caso no pudo ser remitido junto con las demás copias de las sentencias objetadas por esa dependencia parlamentaria, entre ellas, la declaración de inconstitucionalidad del «corralito» (caso Smith), el rebalanceo telefónico y la causa Armas que terminó en la liberación de Emir Yoma.

• Respuesta

En la víspera, la comisión que encabeza el kirchneriano Sergio Acevedo (PJ-Santa Cruz) recibió la respuesta al oficio que remitió el viernes a los jueces del máximo tribunal. En el escrito, los legisladores concedieron 48 horas hábiles a los magistrados para que enviaran al Congreso copias autenticadas de los fallos cuestionados. En cumplimiento de la demanda, Julio Nazareno y compañía mandaron las fotocopias pedidas, menos las de la embajada, imposibles de copiar y ensobrar en el plazo solicitado. Más difícil era trasladar los papeles.

De ahí que los miembros de la Corte habilitaran una visita guiada para uno de los diputados de la comisión, el cual fijará día y hora para la incur-sión en los despachos del palacio de la calle Talcahuano.

Carrió quedó a cargo de la instrucción en lo que respecta a la actuación del tribunal sobre el atentado contra la delegación israelí en Buenos Aires. Durante una reunión de comisión, ayer se designaron también otros instructores:

• la frepasista Nilda Garré encabeza la investigación en materia de ética pública y descrédito del tribunal. Una curio-sidad que esta peronista, que, en los '70, fue mujer de Juan Manuel Abal Medina y, en los '90, se sospechó que gerenciaba un registro automotor, se ocupe de las cuestiones de imagen o mala fama ajenas.

• la creadora del «rinconcito de los jubilados» María América González y el cavallista Guillermo Johnson se ocuparán del rebalanceo telefónico. González abandonará transitoriamente la clase pasiva para dedicarse a los usuarios, un mercado electoral más amplio. Johnson, ex juez cordobés ligado a Domingo Cavallo, resulta una incógnita, teniendo en cuenta que su mentor político se peleó primero con la Corte siendo ministro de Economía (acusó a sus integrantes de extorsión) y después terminó pactando una tregua con Augusto Belluscio.

• Johnson, asimismo, se encargará de la declaración de inconstitucionalidad del inciso 4 del artículo 99 de la Constitución que obligaba a los jueces con 75 años a pedir un nuevo acuerdo del Senado o a jubilarse (esto le permitió a Carlos Fayt mantenerse en el cargo).

• Los peronistas Ricardo Falú (Tucumán) y Eduardo Di Cola (Córdoba) harán lo propio con el caso Smith. Di Cola, creador del frustrado sistema de ley de lemas para elegir presidente, ayer se ocupó de entrevistarse con la jueza María Romilda Servini de Cubría, obsesionado por colectar información para la comisión de fuga de capitales. Lo acompa-ñaron el radical Noel Breard y la menemista riojana Alejandra Oviedo.

• El ex cavallista y hoy duhaldista (en el '89, fundador, junto a Carlos Chacho Alvarez, del Grupo de los 8 diputados disidentes del PJ y, a continuación, abogado de la menemista Matilde Menéndez en el PAMI) Franco Caviglia, consiguió capturar la pesquisa sobre la resolución que facilitó la salida de la cárcel de Emir Yoma.

Dejá tu comentario