2 de marzo 2024 - 11:56

Javier Milei cede, insiste por superpoderes y sale a romper la liga de gobernadores

El Presidente salió a desarticular una liga de gobernadores que la misma Casa Rosada se había encargado de unir. La obsesión por las facultades delegadas y el contacto secreto Kicillof-Torres.

gobernadores discurso milei.jpg
Télam

Javier Milei debió ceder ante el motín fiscal de los gobernadores y el rechazo del Congreso a la ley ómnibus. Cuando el Senado se aprestaba a voltear el DNU 70/2023 que terminaría de exponer la desnudez política de la Casa Rosada, el Presidente convocó de manera sorpresiva a los mandatarios provinciales a un Pacto de 25 de mayo en Córdoba para rediscutir el reparto de la torta fiscal con la condición previa de que el Poder Legislativo apruebe las facultades delegadas contenidas en la ley de bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos.

El jefe de Estado no quiere renunciar a gobernar con facultades delegadas, el corazón político de la ley ómnibus que fue rechazada por la Cámara de Diputados. Detrás de la convocatoria al Pacto de Mayo laten los superpoderes. Milei no renuncia a que el Congreso le vote las facultades delegadas para poder gobernar más allá del Poder Legislativo, un atajo que le permitiría avanzar sobre el decálogo que postuló para debatir en Córdoba con los gobernadores independientemente del acuerdo que allí logré para aprobar reformas en el Parlamento.

MILEI MENEM VILLARUEL.jpg

El Gobierno nacional convocó a los gobernadores a debatir en Córdoba la reforma previsional con nueva fórmula jubilatoria, la reforma laboral y la apertura del comercio. Jose Luis Espert lo explicó en los siguiente términos: "Hay que ver cuánta plata necesitan los gobernadores para levantar la manito", en referencia a la aprobación de las facultades delegadas contenidas en la ley ómnibus como condición previa para firmar el anunciado Pacto de Mayo.

El Presidente salió así a fracturar la liga de gobernadores. Les aplica el mismo "principio de la revelación" que sufrieron los diputados cuando desguazaron las facultades delegadas dentro de la ley ómnibus. La Libertad Avanza solo obtuvo en el recinto el apoyo del bloque PRO.

La convocatoria de anoche a un pacto en Córdoba fue aceptada al menos en términos genéricos por el peronista cordobés Martín Llaryora y por los tres mandatarios del PRO, el entrerriano Rogelio Frigerio, el chubutense Ignacio Torres y el porteño Jorge Macri. El radical de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, recordó que la ley bases incluía retenciones a las economías regionales y volvió a rechazar ese apartado cuando salía de la Asamblea Legislativa.

Congreso Sesiones Ordinarias

Milei intenta ahora desarticular el monolítico bloque de gobernadores peronistas, radicales y peronistas que la misma Casa Rosada había abroquelado con los ataques frontales del Presidente. La convocatoria al Pacto de mayo no solo desenfoca a los mandatarios provinciales de la posibilidad de un pronto rechazo al DNU 70/2023 en el Senado sino que además los divide en la pelea por la búsqueda de recursos donde cada uno defiende sus propios intereses.

Los gobernadores patagónicos invitaron a Milei el 7 de marzo a Puerto Madryn. Les preocupa la posibilidad de que el Gobierno nacional insista con el capítulo pesquero de la ley ómnibus, más allá del recorte de partidas para transporte, educación, obra pública y freno al envío de fondos discrecionales. La agenda es amplia.

karina milei congreso sesiones ordinarias 1.jpeg

La Casa Rosada apunta así a lograr una miniliga propia de gobernadores del PRO, radicales y peronismo de centro con quien debatir la agenda parlamentaria y premiar con el reparto de recursos en medio de la situación financiera asfixiante de muchos distritos.

La señal de alarma para la Casa Rosada sonó este martes cuando el chubutense Torres se reunió en privado con Axel Kicillof y un grupo de gobernadores de distintos partidos para evaluar la posibilidad de desplegar una agenda de sesiones especiales en el Congreso para marcarle la agenda al Gobierno. Ante ese movimiento, Milei tuvo que ceder, girarle fondos a Chubut y apurar la convocatoria a un pacto con los gobernadores.

Una diagonal política para desarticular el armado de un frente multipartidario de gobernadores contra el Gobierno.

Dejá tu comentario

Te puede interesar