Jueces: gobierno limita el debate sólo a sus abogados

Política

Sin la presencia de Rafael Bielsa ni de Oscar Massei, la mesa de conducción de los diputados del Frente para la Victoria se reunió ayer en el Congreso para definir la estrategia de debate para la sesión extraordinaria de mañana en la Cámara baja por la reforma del Consejo de la Magistratura.

Los legisladores kirchneristas saben que deberán soportar la munición pesada de la oposición, que se unió para rechazar el proyecto, ya sancionado en el Senado, que le dará al gobierno el poder de veto en la designación y remoción de los jueces. Por eso resolvieron que el debate en el recinto sea abierto por abogados que lleven la discusión hacia aspectos técnicos de la iniciativa del gobierno. Los diputados-abogados Luis Cigogna, presidente de la Comisión de Justicia, y el salteño Juan Manuel Urtubey, titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, serán los encargados de los discursos más largos, junto a Héctor Recalde, uno de los letrados más consultados en el bloque del Frente para la Victoria. Recalde ya rebatió los argumentos de la oposición que apuntan a la violación del artículo 114 de la Constitución nacional, al afirmar que esa norma no exige equilibrio entre los miembros del Consejo, sino que simplemente sugiere que «se procure» llegar a él. Este aspecto fue explicado ayer también por el constitucionalista Héctor Masnatta, presente en el encuentro.

Agustín Rossi, titular del bloque oficialista, será el designado para cerrar el debate, que seguramente se extienda hasta bien entrada la noche del miércoles. El santafesino insistirá en el principal argumento político del oficialismo para reformar el Consejo, que consiste en darle mayor representación al poder político, ya que es éste el único que es elegido por el voto popular. Ayer, los kirchneristas también contemplaron la posibilidad de incluir en el temario de la sesión de mañana el foco de atracción en la Ley de Quiebras, la ley de fomento de las pymes y el tema del conflicto con Uruguay por la construcción de las plantas procesadoras de celulosa en Fray Bentos, que será tratado el jueves en la Cámara baja.

  • Conteo
  • También se realizó un conteo final de votos, y pese a que el kirchnerismo sumaría entre 13 y 16 diputados ex duhaldistas del Peronismo Federal, en el bloque de 118 legisladores del Frente para la Victoria habrá por lo menos dos bajas: Bielsa y Massei.

    Aunque Bielsa había presentado varias modificaciones al proyecto oficial, ya anunció que no acompañaría la iniciativa porque no se tomaron en cuenta sus propuestas. Massei prefirió decir que estaba enfermo y no apareciópor la Cámara baja. La reunión de ayer, que estuvo presidida por Rossi y Alberto Balestrini, tuvo tambiéncomo objetivo reafirmar la cohesión de la tropa, que a la salida del Congreso se dirigió a la sede del PJ de la calle Matheu a comer asado, empanadas y vino. El oficialismo apunta a llegar tranquilo a la sesión porque quiere que allí se contabilicen más de los 129 votos necesarios para aprobar la polémica modificación que reclama el gobierno.

  • Confianza
  • «Tenemos 118 en el bloque, más otros diez que no integran la bancada entre radicales y provinciales que siempre acompañan y sumamos también a una docenade diputados del Peronismo Federal. Eso nos da unos 140 votos afirmativos», ratificó una fuente cercana a Rossi. Aunque los kirchneristas aseguran que la sanción de la reducción del Consejo de la Magistratura es un hecho, no quieren dejar ninguna pieza suelta, porque tienen fresco el recuerdo de diciembre pasado, cuando no pudieron votar la iniciativa. El texto que impulsa el gobierno propone reducir de 20 a 13 la cantidad de integrantes del Consejo de la Magistratura, bajando de 8 a 5 los representantes de jueces y abogados, de 2 a 1 los académicos y de 9 a 7 los miembros del sector político. Este último estaría conformado por 6 legisladores, 4 por la mayoría y 2 por la minoría, y se eliminaría a los representantes de la segunda minoría. De esta forma, el oficialismo preservaría sus 5 lugares -uno correspondiente al Poder Ejecutivo y cuatro a los legisladores- y se aseguraría el poder de veto para nombrar o remover magistrados.

    Dejá tu comentario