Kirchner, irónico de nuevo con prensa y economistas

Política

Néstor Kirchner cargó ayer de nuevo contra opiniones de la prensa acerca de su gestión de gobierno. En el acto en el cual anunció inversiones para Aguas Argentinas dedicó varios pasajes a rechazar críticas, descalificó a la Sociedad Interamericana de Prensa por sus pronunciamientos acerca de su gobierno y también de paso a economistas que han enfrentado sus medidas.

  • Conceptos salientes

  • Aquí los principales párrafos acerca de la prensa en el discurso de ayer:   

  • Lamentablemente -yo voy a decir lo que pienso, por ahí puede gustar o no a los que están acá, afuera o frente a su televisor mirandocómo nos cuesta defender lo nacional, cómo nos cuesta defender nuestras cosas. En cualquier discusión que tiene la Argentina, la Argentina nunca tiene razón. Los propios medios. Siempre somos nosotros los culpables, si hay algo que sale mal es porque los argentinos somos malos, chantas, esto o el otro o no respetamos, o no tenemos manejo diplomático o no tenemos esto o el otro. ¿Por qué? ¿Por qué tanto desprecio a lo propio, digo? ¿Por qué quienes escriben no salen a ver, se ponen un par de zapatillas y recorren lo que es la Argentina con el tema del agua, cloacas y van al conurbano, van al Tigre, por dar un ejemplo que me quedó grabado, o a Almirante Brown, números que me costaba creer a mí?

  • Les decía que había argentinos pícaros, los hay. Hay sectores que no quieren resignar bajo ningún aspecto sus intereses. Lo más fácil sería callarse la boca, jugar a la hipocresía, pero yo les tengo que hablar a los argentinos con la verdad que siento porque no quiero que en este momento histórico que nos toca vivir digan que a este presidente le faltó la valentía de decir la verdad. Yo estoy jugado, no vine ni a quedarme de por vida ni a jugar a la politiquería de corto alcance ni a ver qué réditos me deja tal acción o tal otra, no me importa. Pero nosotros tomamos medidas, fuimos diciendo, «bueno, señores, a ver, busquemos un precio para que no se desboque la inflación».   

  • ¿Ustedes vieron cómo hablan todos los economistas neoliberales ortodoxos sobre el tema de la inflación? Son los mismos que asesoran a ellos. Son los mismos que decían «hay que ver cómo arreglamos con el Fondo para ver cuál es el destino del país». Le pagamos al Fondo y después decían que era una barbaridad haberle pagado al Fondo. Sabemos donde están, quiénes les pagan y a quiénes les sirven todos esos consultores que escriben en muchos diarios cotidianamente. No se engañen, señores que están en sus casas, con esos comentarios, la mayoría están pagos, por arriba o por abajo. No todos, evidentemente, hay algunos que son..., pero hay otros que ya los conocemos. Esto es así.

  • Entonces dicen «vos decís estas cosas, vamos a ir a la SIP», que es el instituto de prensa, que resguarda la libertad de prensa. Miren cómo la cuidó desde el 76 en adelante. Nos dicen «vamos a ir a la SIP» y nos sacan en algunos diarios dos o tres editoriales a decir que acá no se respeta la libertad de opinión. Lo que pasa es que si hay algún señor que tiene carné de periodista y hace muchos años que escribe con el que no estamos de acuerdo, lo decimos, ésa es la verdadera democracia. Ahora, cuando decimos eso no se respeta la libertad de prensa, porque hay que aceptar los dictados de las cosas que ellos dicen.   

  • Igualmente al periodismo argentino, piensen que ustedes son parte del país también. Hay muchos periodistas prestigiosos con los que se puede pensar igual o diferente, pero dénse cuenta las cosas que escriben y las cosas que sufrieron muchos argentinos. La clase política argentina vivió atemorizada durante años, no nos pongamos enfrente de este periodista o de este diario porque si no..., conmigo que escriban páginas y páginas, insúltenme si quieren, no me importa, no tengo drama. La verdad que a modo de anécdota me duele mucho más que pierda Racing que las cosas que dicen ellos.

  • Me hubiera gustado escuchar con fuerza -lo he escuchado en algunos- de aquellos que informan, que en vez de decir si yo me enojo o no me enojo, todas esas anécdotas, esa calidad de un periodismo de color y no periodismo de fondo, haber escuchado a fondo por qué Aguas Argentinas tiene que volver, qué pasó y qué hizo la empresa que estaba antes.
  • Dejá tu comentario