La oposición en Diputados impuso su mayoría y forzó la votación por el reparto de comisiones

Política

En una votación a mano alzada y tras una jornada de suma tensión, la oposición de la Cámara de Diputados logró arrebatarle cuotas importantes de poder al kirchnerismo y señalizó el camino del nuevo Congreso que pasó a un cuarto intermedio hasta el 16 de diciembre.

Pese a la resistencia del Frente para la Victoria, y con Néstor Kirchner presente como nuevo diputado, la oposición llegó a una delicado acuerdo para quedarse con la mayoría en todas las comisiones y con la Vicepresidencia primera de Diputados.

Las febriles negociaciones que se sucedieron durante toda la jornada no alcanzaron para que ambos sectores -k y anti k llegaran al recinto con un acuerdo por el reparto de los cargos, por lo que el desenlace derivó en una impensada votación.

Luego de dos horas de receso tras la jura de los 127 diputados electos, el titular del bloque de la UCR, Oscar Aguad, se puso al frente de la oposición y propuso que se votara de forma conjunta las autoridades y las comisiones.

El oficialismo rechazó la moción, en línea con la postura que sostuvo durante la caliente previa de la sesión preparatoria, que se extendió por varias semanas con cruces y chispazos entre todos los sectores.

Finalmente debió ceder, y el titular del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, confirmó que su espacio respetaría la votación. "Nunca vimos una cosa de estas características", se quejó el legislador.

De todas formas, aclaró que su sector iba a acompañar la votación, porque "si la sesión terminaba en escándalo corría riesgo la institucionalidad".

"Este acuerdo lo vamos a respetar, pero vamos a decir desde dónde llegamos. Lo vamos a respetar porque somos el partido de Gobierno y no nos podemos dar el lujo de que esta sesión termine en un escándalo", subrayó Rossi.

La propuesta que se aprobó por mayoría estableció en la Presidencia al oficialista Eduardo Fellner; en la Vicepresidencia primera a Ricardo Alfonsín; en la segunda a la kirchnerista Patricia Fadel; y la tercera "vacante" -ya que el PJ disidente no estaba de acuerdo con ocupar ese lugar y había retirado la nominación de Alfredo Atanasof-.

La diputada de la Coalición Cívica, Patricia Bullrich, leyó el plan de conformación de comisiones que delinearon los partidos opositores durante las negociaciones de días atrás, y detalló que la oposición quedará con 25 presidencias y el kirchnerismo y aliados con 20.

Además, la relación de fuerzas en los cuerpos será de "17 opositores a 14 oficialistas", excepto en cuatro comisiones estratégicas.

En Presupuesto y Hacienda, Asuntos Constitucionales, Juicio Político y Peticiones y Reglamento el kirchnerismo será cabeza y tendrá "la mitad menos uno" de los integrantes.

Tras la aprobación, Fellner volvió al lugar del presidente -que hasta ese momento ocupó la macrista Lidia "Pinky" Satragno- y Aguad solicitó la creación de una comisión tendiente a conformar las comisiones, con el detalle de nombres y partidos.

"Propongo como integrantes a Rubén Lanceta, Zulema Daher, César Albrisi, Patricia Bullrich, Horacio Piemonte y Paula Bertol", entre otros, afirmó el titular de los radicales, y también invitó al FpV y aliados a sumarse al nuevo cuerpo.

Por esa propuesta, Rossi volvió a pedir otro cuarto intermedio, a fin de realizar una serie de consultas con propios y aliados.

Las negociaciones entre el oficialismo y la oposición comenzaron este miércoles y se mantuvieron hasta poco antes de que se reanudara el cuarto intermedio de la sesión preparatoria.

Antes del inicio de la jura, los legisladores de ambos sectores habían alcanzado un principio de acuerdo por el reparto de los cargos, aunque luego el pacto se cayó.

El Frente para la Victoria no quería ceder la mayoría en todas la comisiones y la oposición también se dividió, ya que el PJ disidente no tenía intenciones de dejar en el kirchnerismo la Vicepresidencia segunda del cuerpo.

Esas diferencias alargaron el inicio de la sesión preparatoria -más de una hora tarde de lo previsto-, instancia que marcó el inicio del nuevo mapa parlamentario sin mayoría kirchnerista desde 2003.

Tal como se anticipaba, la pelea fue feroz y hasta el final, y se intercaló con la jura de los legisladores que asumirán el próximo 10 de diciembre y darán comienzo a una nueva etapa para el Congreso.

Dejá tu comentario