Macri echó 2 diputados por votar polémica ley

Política

Un Mauricio Macri enfurecido abrió ayer la reunión del interbloque Propuesta Federal categóricamente: «El año legislativo recién comienza y tenemos que dar una señal inequívoca: no vamos a tolerar estas actitudes en temas tan importantes como la independencia de la Justicia». El encuentro duró apenas 15 minutos, lo suficiente como para decidir la separación de los salteños Andrés Zottos y Carlos Sosa del espacio de diputados macristas por haber votado junto al oficialismo la polémica reforma del Consejo de la Magistratura. El líder de PRO no dejó margen de acción a la actitud conciliadora de los partidos provinciales que buscaban una salida consensuada al conflicto que evitara la fuga de nuevos legisladores, luego de las conversiones al neokirchnerismo de Eduardo Lorenzo Borocotó y Paola Spátola.

Como la reunión empezó a las 16, cuando los salteños del Partido Renovador todavía estaban en el avión sobrevolando la Capital Federal, apenas terminado el encuentro se conformó una comisión de despedida integrada por el neuquino José Brillo, por Hugo Martini ( Recrear) y por Guillermo Alchouron. «Queremos llegar a un acuerdo para concretar su separación del bloque», fue el mensaje de los emisarios macristas a Zottos y Sosa, quienes indignados pidieron ser recibidos por el pleno de la bancada. No hubo respuesta.

La expulsión de estos diputados señalados como tránsfugas por sus compañeros había sido impulsada por Federico Pinedo y Horacio Rodríguez Larreta, vicepresidente de Compromiso para el Cambio. Para los macristas se trataba de una traición imperdonable, tanto en la forma en que había sido concretada como en relación con la materia sobre la que versaba. Razonaban los estrategas de PRO que para evitar ser expulsados, los salteños deberían al menos haber anticipado su voto a favor de la reforma del Consejo de la Magistratura, que le otorgó al gobierno poder de veto en la designación y remoción de los jueces. Eso, en cuanto a las formalidades mínimas que deberían haber adoptado los norteños antes de defraudar a sus compañeros. Pero lo más grave fue haberse apartado de la decisión de la bancada en un tema tan sensible para la República como la independencia de la Justicia.

Una conversación telefónica mantenida ayer entre
Macri y Ricardo López Murphy sentenció el apartamiento de los salteños. El jefe del PRO descargó toda su ira e indignación en la charla con el ex ministro de Economía, quien respaldó todos los argumentos del ingenierodiputado. A esa altura sólo faltaba definir la modalidad de la separación.

• Claridad

Zottos y Sosa fueron tratados como indignos. El mensaje inequívoco que impulsaba Macri se envió con claridad. No fueron recibidos por el pleno de la bancada. Sólo una comitiva de mensajeros y un duro comunicado firmado por Pinedo donde se expresa la expulsión de los conversos. «El Interbloque jamás claudicará en su lucha por una Justicia independiente ya que la considera una columna vertebral del sistema democrático. Es por eso que se ha decidido tener en el futuro una acción parlamentaria separada de la de los diputados Andrés Zottos y Carlos Sosa, por considerar que ellos no han demostrado acuerdo con una posición central e indeclinable de Propuesta Federal.»

El documento busca, sin embargo, preservar la relación con el PRS, ya que el senador Ricardo Gómez Diez es una de las principales piezas en el armado de la confederación de partidos de centro que postularáa Macri o a Jorge Sobisch como candidato a presidente 2007.

Zottos
también se mostró ayer molesto por el desprecio manifestado por el interbloque que ni siquiera quiso recibirlo, teniendo en cuenta que él es el secretario general de ese espacio. «No tienen agallas, se manejan como un régimen militar. Hay un patrón de estancia y los demás son todos lacayos. Si no tienen capacidad para dirigir el bloque cuando hay disensos mucho menos van a poder gobernar el país», fue parte del enardecido discurso de Zottos.

El
«pacta sunt servanda» en relación con los acuerdos políticos del bloque macrista dio ayer muestras claras de inapelabilidad. Tal vez sea éste un remedio apto para evitar nuevas fugas de diputados, o acaso sea una nueva fuente de apoyos legislativos para el oficialismo.

Dejá tu comentario